La asociación Pro Dunas de Marbella pide la declaración de reserva ecológica para la zona

El colectivo, que cumple una década de trabajo en defensa de este entorno, persigue ahora el blindaje del cordón dunar frente a agresiones futuras

MÓNICA PÉREZ MPEREZG@DIARIOSUR.ESMARBELLA.
Susanne Stamm y Fernando Piquer, miembros del colectivo, durante los trabajos de limpieza que se están realizando en la duna El Arenal. ::
                             JOSELE-LANZA/
Susanne Stamm y Fernando Piquer, miembros del colectivo, durante los trabajos de limpieza que se están realizando en la duna El Arenal. :: JOSELE-LANZA

La Asociación Pro Dunas Bahía de Marbella ha iniciado los trámites ante la Junta de Andalucía para lograr la declaración de todo el cordón dunar del término municipal de Marbella como reserva ecológica. En plena celebración del décimo aniversario de un colectivo nacido en 2004 precisamente para frenar la invasión del ladrillo en el entorno, sus integrantes defienden que es el momento de «blindar» la zona ante posibles amenazas que puedan surgir en el futuro. «Será el escudo idóneo que servirá para que todo el cordón dunar de Marbella pueda perdurar como legado a las venideras generaciones», explica Susanne Stamm, portavoz de la asociación, quien defiende que la declaración de reserva ecológica es la que mejor atendería sus reclamaciones en pro de la conservación de las dunas «por encima del color político que vayan teniendo las administraciones».

Hace un par de años la organización tomó las riendas para solicitar la declaración de la duna Bahía de Marbella-Playa la Adelfa como monumento natural, aunque han decido optar por otra figura legal que englobe toda la franja dunar recuperada a lo largo de 17 kilómetros de litoral. «Llegamos a hacer la memoria técnica para pedir el monumento natural de este punto, pero hemos visto la posibilidad de ampliar la protección. Hemos tenido reuniones tanto con representantes del Ayuntamiento como de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta y, si tenemos suerte, podría salir este mismo año», sostiene la portavoz del colectivo que actualmente engloba a cerca de 180 socios, la mayoría de ellos extranjeros. «Queremos la ciudad venga de la mano con nosotros en esta tarea».

Los argumentos que ahora defienden son claros: «la declaración de reserva ecológica será garante para blindar todo el sistema dunar en el municipio de Marbella ante cualquier intento de abuso, englobando a las 12 diferentes y singulares zonas dunares existentes». El nombre elegido: Dunas de Marbella «identifica y realza la ubicación de los sistemas dunares en la provincia de Málaga y será un referente para todos los ciudadanos y administraciones. La franja dunar recuperada a lo largo de 17 kilómetros de litoral costasoleño representa un Patrimonio Natural de enorme valor e importancia cultural y abarca unos 500.000 metros cuadrados», sostienen.

Para la portavoz de la asociación Pro Dunas, «los diez años de andadura del colectivo se verían culminados con esta meta. Habrá valido la pena el trabajo intenso e infatigable de todos estos año», sostiene Stamm.

La Asociación Pro Dunas Bahía de Marbella conmemora en este 2014 diez años de su puesta en marcha. Fue en 2004 cuando un grupo de nueve amigos decidió unirse en una intensa lucha por preservar y proteger las dunas de las playas marbellíes. El desencadenante fue el proyecto de construcción de un beach club en la zona de Bahía Marbella durante la 'era GIL'. Llegaron a recoger 800 firmas en contra de la iniciativa. Ganaron una batalla que entonces no había hecho más que empezar.

Limpieza del entorno

Desde entonces, la asociación centró sus esfuerzos en la erradicación de especies invasoras que, durante años habían campado a sus anchas por estas colinas de arena. Las llamadas uñas de gato y cañas se extendían por esta zona del litoral impidiendo el crecimiento de especies autóctonas. La portavoz del colectivo, imbuida en estos días en la elaboración de una memoria de actividades de los diez años de andadura de la asociación que remitirá a la Junta, pone además sobre la mesa la labor de concienciación que desarrollan.

«Somos conscientes de la responsabilidad que asumimos en su día, presentando muchos proyectos que han permitido despertar el interés y el apoyo de las administraciones. Este legado formará parte de la enseñanza medioambiental que ahora mismo reciben casi 1.000 escolares a través de nuestra iniciativa 'Apadrinamiento dunar por escolares'», explica.

Un trabajo que en el año 2012 obtuvo el reconocimiento del propio Gobierno andaluz que concedió a esta organización el Premio Andalucía de Medio Ambiente en su apartado de valores naturales.

«El trabajo que venimos desarrollando con escolares es en estos momentos lo que más nos apasiona por lo que supone en la transmisión de valores, pero además porque ha dado un importante impulso a la labor de recuperación de las dunas». En este punto, Stamm destaca un dato: en diez años la labor de la asociación en cuanto a la limpieza se ha traducido en la retirada del cinturón dunar marbellí de 18.500 kilos de uña de gato. El programa desarrollado con escolares, en solo cuatro meses, ha recogido una cantidad que supone más de la mitad de esa cifra: 10.550 kilos. «Todo sin subvenciones solo con la ayuda de patrocinadores o socios. Ahora lo que resta es que todo este trabajo esté respaldado por las administraciones», recalca la portavoz de la asociación.