Policías locales denuncian el uso abusivo de la 'foto grúa' en Marbella y Puerto Banús

El sindicato UPLB afirma que la concesionaria del servicio hace un uso «meramente lucrativo» del mismo, mientras el Ayuntamiento defiende su funcionamiento

MÓNICA PÉREZMARBELLA.
Una grúa traslada un coche retirado de la vía pública hasta el depósito municipal. ::
                             JOSELE-LANZA/
Una grúa traslada un coche retirado de la vía pública hasta el depósito municipal. :: JOSELE-LANZA

Hace casi un año que en Marbella, al igual que se hizo en otras ciudades, se puso en marcha un servicio conocido como 'foto-grúa' o 'grúa express'. Se trata de una concesión que actualmente se encuentra en manos de la misma empresa privada que gestiona la zona azul. El servicio consiste en que los operarios que trabajan en la grúa fotografían a un vehículo que, según su criterio, está cometiendo una infracción de aparcamiento y la envía vía telemática para la validación de un policía local, tras lo que procede a la retirada inmediata del vehículo si el agente confirma que efectivamente el criterio de sanción aplicado es el correcto. Tras varios meses de funcionamiento, agentes de la Policía Local han sacado a la luz su malestar por cómo se viene desarrollando el trabajo de la 'foto grúa', afirmando que actualmente se está haciendo un uso «meramente lucrativo» y abusivo, especialmente en determinadas zonas de Marbella y Puerto Banús.

«Este servicio perteneciente a una concesión privada, es el encargado de retirar los vehículos mal estacionados en la vía pública, previamente validados mediante una fotografía por un agente de policía que se encuentra en la central de Policía Local. Desde nuestro sindicato pensamos que actualmente se está haciendo un uso meramente lucrativo por esta concesión», explica el portavoz de la Unión de Policía Local y Bomberos, José María Sánchez.

Desde UPLB se critica el procedimiento que se sigue por parte de los empleados del servicio de grúa, y que en muchas ocasiones, sostiene, «contraviene el trabajo que los policías que estamos en la misma zona estamos realizando». En este sentido, Sánchez defiende que «en los tiempos actuales de crisis que estamos sufriendo, nos consta que los agentes de Policía Local intentan cumplir las tareas de ordenación del tráfico evitando en la medida de lo posible las medidas más penosas para los ciudadanos», como pueden ser las multas o la retirada de los vehículos. En contra de esta tendencia, critican los policías locales representados por el sindicato, «la empresa concesionaria trabaja solo en base a un principio de rentabilidad con la retirada y no otro. Retira indiscriminadamente de la vía sin ninguna otra consideración».

«Funciones solapadas»

El portavoz del sindicato reconoce que efectivamente es el agente de la Policía Local que está en el centro de control y al que le llega la foto de la grúa el que valida o no la sanción impuesta por los operarios. Pero es en este punto donde insiste en la existencia de dos formas muy distintas de entender la ordenanza de tráfico y de actuar ante infracciones, e incluso hace referencia a «funciones solapadas». «Claro está que si al hacer la foto se observa la señal de prohibición, el agente en la sala no puede hacer otra cosa que validarla», pone como ejemplo José María Sánchez. «Pero no somos máquinas, somos personas. Tú llegas, miras, analizas y decides. Tenemos en cuenta muchas circunstancias antes de plantar una multa». En este sentido, asegura, «hay veces en las que podemos autorizar que una persona impedida o mayor estacione en un lugar prohibido durante un rato, y al poco tiempo nos encontramos con que ha pasado la grúa, ha mandado la foto y ha retirado el vehículo previamente autorizado por nosotros. ¿Para qué estamos nosotros entonces. Qué hacemos cinco o seis agentes controlando el tráfico en Banús si luego llega la grúa y empieza a enganchar coches?», se pregunta, en declaraciones a SUR.

«No son agentes facultados para decidir si se está cometiendo una infracción, pero sobre todo, no tienen la consideración con la que estamos actuando los policía locales en Marbella. Nuestro afán es que no se entorpezca la circulación, velar por a seguridad y evitar problemas de tráfico. El suyo es meramente económico», espeta.

«Dentro del cuerpo de la Policía Local la gente está muy molesta porque entendemos que todo el trabajo que podemos hacer nosotros queda empañado. Lo que no se puede hacer es aprovechar un marco jurídico que hay para enriquecer a una empresa».

Por parte del área de Seguridad del Ayuntamiento de Marbella, el edil responsable, Félix Romero, defendió la ejecución que desde hace meses se está haciendo del servicio de 'foto grúa' y aludió a la inexistencia de quejas ciudadanas por un posible aumento de las sanciones o retiradas de vehículos en la ciudad. «El procedimiento cuenta en todo momento con el control y el asesoramiento de la Policía Local. Hay un agente asignado que recibe la información que manda la grúa en tiempo real y en base a esa información valida o no la sanción. No se están suplantando en ningún momento las funciones de los policías», defendió.

La también conocida como 'grúa express' ya fue objeto de debate hace unos meses, cuando el grupo de IU requirió al equipo de gobierno su retirada argumentando una sentencia de un juzgado de Málaga que el año pasado dio la razón a un ciudadano de la capital que había denunciado estas prácticas sin la presencia de un agente de la Policía Local.

Fotos

Vídeos