Varios bancos entran en el capital de Unicaja tras la absorción de CEISS

Sabadell, Caixabank, BMN y JP Morgan, entre otros, pasan a controlar casi un 10% de la entidad malagueña tras canjear sus acciones de la castellana

NURIA TRIGUERO NTRIGUERO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Fachada principal de la oficina de Unicaja en la plaza del Siglo. ::                             SUR/
Fachada principal de la oficina de Unicaja en la plaza del Siglo. :: SUR

La expresión «Tener al enemigo en casa» quizá sea excesiva, pero lo cierto es que Unicaja Banco se ha encontrado, a raíz de la absorción de CEISS, con varios competidores suyos dentro de su accionariado, que por primera vez deja de estar al 100% en manos de la caja de ahorros fundadora.

Caixabank, Euroclear Bank, Banco Mare Nostrum, JP Morgan Securities, Banco Grupo Cajatres y Banco Sabadell, entre otras entidades, han obtenido acciones de Unicaja al canjear sus participaciones del banco castellano dentro del proceso de compra de CEISS. Sus participaciones suman ahora casi el 10% del capital de la entidad malagueña, según confirmaron ayer sus portavoces. Una curiosa paradoja que tiene su origen en la emisión de deuda híbrida (preferentes y deuda subordinada) de la antigua Caja España-Duero. Los bancos mencionados compraron esa deuda como inversión y, cuando se produjo el rescate, el Estado les canjeó sus títulos por acciones. Por cierto, entre esos accionistas accidentales también estaba la propia Unicaja.

Lo que ha pasado en la entidad malagueña no es nuevo en el sector financiero español. De hecho, Unicaja era ya el único banco de cajas con capital 'puro', es decir, sin accionistas ajenos a la caja fundadora.

¿Qué consecuencias acarrea esta entrada de accionistas minoritarios en el capital de Unicaja? Los portavoces de la entidad ayer le restaban importancia, ya que los nuevos socios no podrán implicarse en la gestión, pues al sumar entre todos menos de un 10% del capital social no pueden pedir un sillón en el consejo de administración. Aunque tuvieran una participación mayor, las entidades financieras no podrían participar en su órgano de gobierno, ya que son su competencia directa.

Sin embargo, la llegada de socios minoritarios sí provocará cambios en la celebración de las juntas generales de accionistas. Hasta ahora, la junta general de Unicaja Banco era el consejo de administración de Unicaja Caja de Ahorros, que era el propietario del 100% de su capital social. A partir de ahora en esas reuniones se podrán sentar también representantes de los demás socios para pedir cuentas a sus dirigentes. Esto, según fuentes cercanas a la entidad , elevará las exigencias de buen gobierno, información y transparencia.

La irrupción de estos nuevos socios en el capital de Unicaja solo es el preludio de lo que ocurrirá cuando ésta cumpla lo prometido a los preferentistas de CEISS: antes de 2016 tiene que canjear los bonos que han recibido los ahorradores castellanos por acciones con todos los derechos. Entonces, el porcentaje de capital de Unicaja Banco no controlado por la caja de ahorros podría llegar a alrededor del 20%. La entidad tiene el compromiso de salir a Bolsa el citado año para dar la posibilidad a los antiguos dueños de CEISS de vender sus títulos.

Fotos

Vídeos