Reinventando a los Beatles

La formación clásica Cuarteto Granada y los jazzistas José Carra y Javier Navas revisan su repertorio en un concierto que grabarán en directo en el Echegaray

REGINA SOTORRÍOMÁLAGA.
Javier Navas, José Carra, Mario Navas, Emilia Ferriz, Jeremías Sanz y Manuel Moreno. :: Daniel Díaz/
Javier Navas, José Carra, Mario Navas, Emilia Ferriz, Jeremías Sanz y Manuel Moreno. :: Daniel Díaz

Puede parecer que sobre ellos ya se hecho y dicho de todo. Pero no, aún quedan sonidos por descubrir en los Beatles. Seis músicos se unen para descomponer y componer los temas de la banda de Liverpool con arreglos de música clásica y de jazz. El Cuarteto Granada (dos violines, viola y chelo), el pianista José Carra y el vibrafonista Javier Navas revisarán su cancionero mañana en el Teatro Echegaray con 'The Beatles songbook', un concierto que se grabará en directo para editar un disco.

Clásicos como 'Hey Jude', 'Across the universe', 'Let it be' y 'Come together' y temas menos conocidos de su llamado 'Álbum blanco' sonarán con «un timbre diferente». En unos momentos, los violines, la viola y el chelo ganarán protagonismo con estructuras propias de la música clásica. En otros, los jazzistas malagueños José Carra y Javier Navas darán vía libre a la improvisación. «Son melodías tan conocidas que ya se han convertido en estándares. El jazz siempre se ha nutrido de músicas populares para revisarlas», apunta el pianista malagueño. «La música bien escrita te permite descomponerla para volver a componerla. Parecen canciones sencillas pero tienen algo que no ha tenido ninguna otra», apunta Navas. Todo comenzó con él y su hermano Mario, violinista del Cuarteto Granada, que se han criado con la banda sonora de los Beatles de fondo. «Nos encanta por nuestro padre, pero siendo un violinista y un vibrafonista es difícil tocar esas canciones si no te inventas algo nuevo», explica. Y así nació 'The Beatles songbook'.

Esta será la cuarta vez que lleven al directo este repertorio -y ya han agotado las butacas de patio- y lo registrarán en una grabación en directo con la que aspiran a abrirse camino en otros recintos. «Siempre es un riesgo, pero tiene el encanto de capturar el momento», indica Carra. Quien quiera formar parte de ese 'momento' se convertirá a la vez en mecenas de este proyecto, porque todo lo recaudado con las entradas se destinará a la producción del álbum.