Los exámenes de idiomas de la UMA no valdrán para optar a ayudas estatales de Erasmus

La certificación de la Universidad no servirá para probar el nivel B2 que exige la nueva beca de excelencia de Educación

ELENA CAMPOSMÁLAGA.
Estudiantes de la Universidad de Málaga en periodo de exámenes. :: SUR. Archivo/
Estudiantes de la Universidad de Málaga en periodo de exámenes. :: SUR. Archivo

Los alumnos de la Universidad de Málaga que optan a una plaza de movilidad europea Erasmus para el curso que viene afrontan una nueva dificultad para acceder a las ayudas económicas del Estado. Al endurecimiento de la exigencia de competencia lingüística por parte de Educación, que pide ahora un nivel B2 para todos los idiomas, se une la necesidad de acreditar dicho nivel con alguna de las certificaciones reconocidas por el ministerio, entre las que no se encuentran las emitidas por el Centro de Idiomas de la UMA.

Hasta este año, las ayudas consistían en una dotación de igual cuantía para todos, suma de fondos europeos y estatales, además de un complemento autonómico variable según comunidades. A partir de este curso, los alumnos tendrán que elegir entre dos becas de diferente cuantía. El Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos (OAPEE), que antes se hacía cargo del componente europeo de la dotación, financiará el 75 por ciento de las ayudas, con dotaciones entre 200 y 300 euros al mes según el coste de la vida del país de destino. Educación financiará el 25 por ciento restante de las becas con una cuantía que supera en 100 euros a la de OAPEE. Mientras que los requisitos para obtener la ayuda europea son los mismos de otros años, la beca estatal solo se otorgará a alumnos que acrediten debidamente el citado B2, un mejor expediente y haber superado 60 créditos de su titulación, criterios que según Educación premian la excelencia.

Una de las acreditaciones de idiomas que el organismo público reconocerá es la de la Asociación de Centros de Lenguas en la Enseñanza Superior (ACLES), red integrada por buena parte de los centros de idiomas de las universidades españolas, incluidas las principales instituciones andaluzas, y de la que la UMA no forma parte. «Nuestra Fundación General ya ha solicitado la homologación ACLES. No creíamos que fuera tan importante», declaró a este periódico María Jesús Morales, vicerrectora de estudiantes de la UMA, que mostró el malestar de la institución ante el inesperado cambio de criterio de Educación.

Los que solicitaron destino Erasmus para el curso 2014-2015 ya acreditaron su nivel de idiomas en un examen en noviembre y ahora dicha prueba no les sirve para acceder a la beca de excelencia. La UMA ya ha convocado a los futuros Erasmus para informar de la situación y recomendarles que obtengan alguna de las certificaciones que serán reconocidas, entre las que están las de la Escuela Oficial de Idiomas o las de la Universidad de Cambridge, la Alianza Francesa o el Goethe-Institut alemán.

Educación trabaja en la redacción final de la convocatoria de las ayudas estatales para el popular programa de intercambio europeo, de publicación inminente. Las universidades andaluzas, en una alegación conjunta elaborada a partir de un borrador del documento oficial, han pedido una moratoria de un año para la aplicación del requisito del B2 y que se mantenga la validez de las certificaciones de los centros de idiomas universitarios al menos para el curso que viene.

Unos 900 alumnos de la UMA participan cada año en el programa Erasmus, de los que una cuarta parte podría optar a la beca del Ministerio de Educación. Si no hay modificaciones en el borrador, solo los que acrediten por su cuenta el nivel de idiomas exigido podrán solicitar la financiación de mayor cuantía. Los que queden excluidos de la ayuda estatal podrán pedir la beca de OAPEE, además del complemento autonómico, aún por definir en Andalucía, aunque las universidades esperan que la Junta mantenga el criterio de años anteriores y otorgue las ayudas en igualdad de condiciones para todos los alumnos.