Ucopaxa mantiene su facturación en 1,5 millones pese a la bajada de precios

La mayor cooperativa pasera de la provincia se queja de la fuerte competencia de las variedades sin hueso procedentes de Grecia, Turquía, Chile y Argentina

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.
La producción total de pasas en la provincia ha alcanzado los 470.000 kilos. ::
                             A. PELÁEZ/
La producción total de pasas en la provincia ha alcanzado los 470.000 kilos. :: A. PELÁEZ

La Unión de Cooperativas Paseras de la Axarquía (Ucopaxa), integrada por un total de ocho cooperativas de la comarca oriental malagueña, que es donde se concentra casi el cien por cien de la producción de uvas-pasas de la provincia, ha conseguido cerrar la campaña de 2013 manteniendo el mismo volumen de facturación que en el ejercicio anterior, en torno al 1.500.000 euros. Y ello a pesar de la importante bajada que han experimentado los precios del producto para el agricultor. «Estamos hablando de que las pasas han valido casi un 40 por ciento menos», según el gerente de Ucopaxa, Salvador Muñoz.

Con una producción de uva pasa en la provincia de unos 450.000 kilos, Ucopaxa se ha encargado de comercializar alrededor del 60 por ciento o lo que es lo mismo cerca de 270.000 kilos.

La Unión de Cooperativas Paseras de la Axarquía agrupa a unos 800 agricultores de la comarca, la mayoría de los cuales con superficies de cultivos bastante pequeñas y producciones de apenas unos cientos de kilos.

Según el balance de producción agraria de la asociación de Jóvenes Agricultores, Asaja Málaga, en la provincia se destinan a este cultivo apenas unas 2.000 hectáreas que se concentran en la zona de la Axarquía y Manilva. De este producto, según Asaja, viven más de 2.000 familias, ya que es un cultivo en el que existe un alto grado de minufundismo.

Vinos

Del 1.500.000 euros de facturación con el que Ucopaxa ha cerrado 2013, en torno a 1.200.000 corresponden a pasas y los 300.000 restantes a la línea de vinos. La cooperativa ha cerrado el último año con una producción de 180.000 litros de mosto, que ha vendido ya al cien por cien, y unos 120.000 litros de vino que saldrá en la próxima campaña.

«Hemos destinados 470.000 kilos de uvas para vinificación. Poseemos dos marcas de vino, Dama de la Viña, que es un dulce natural, y El Pasero, que es moscatel,. Ambos con Denominación de Origen Málaga», señala el gerente de Ucopaxa.

Uno de los problemas que impidiendo la normal comercialización del producto es precisamente la crisis económica. «Con la crisis se consumen menos pasas, porque su precio en el mercado puede rondar los 9 o 10 euros el kilo. A pesar de trabajo que requiere su elaboración, que es totalmente artesanal, el agricultor sin embargo apenas percibe entre tres y 3,20 euros por un kilo si es de calidad extra, entre dos y 2,20 por un kilo si se trata de pasas de primera, y en torno a un euro pro kilo por las pasas de segunda», se lamenta Muñoz.

Para el gerente de Ucopaxa, este producto tan típicamente malagueño tropieza además cada año con la dura competencia que suponen las pasas sin huesos, de las variedades corinto y sultaninas, procedentes de terceros países como Grecia y Turquía, que son dos grandes productores, y otras, también sin hueso, de Chile y Argentina. Según Muñoz, el mercado opta cada vez más por este tipo de productos sin hueso.

Con sólo el cinco por ciento de la producción que mueve Ucopaxa pendiente todavía de vender, el mercado de este producto continúan siendo prácticamente nacional. De hecho, el 85 por ciento de las pasas de Málaga tienen como destino Galicia, Cantabria, Asturias y Cataluña. Por su parte, las exportaciones tiene como destino países como Portugal, Japón, Alemania y Suiza.

Ayudas de la PAC

La gran preocupación del sector de la pasa actualmente es haber quedado fuera de las ayudas acopladas de la Política Agraria Común (PAC), lo que en opinión de algunas asociaciones agrarias como la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) podría significar el principio del fin del sector, desde el momento en que los productores podrían ver reducidas las ayudas comunitarias que reciben actualmente en torno a un 30%. Esto supone que productores que ahora reciben 1.250 euros por hectárea, pasen a percibir con el nuevo marco comunitario de la PAC sólo unos 800 euros.