Desalojan a más de 200 personas de una fiesta ilegal en un bar de Churriana

En la intervención de la Policía Local fue detenida la organizadora del evento, ya que habría permitido el consumo de drogas en el local

A. FRÍAS MÁLAGA.
Los agentes en el interior del local ya desalojado. ::
                             SUR/
Los agentes en el interior del local ya desalojado. :: SUR

El sol ya había salido y la juerga continuaba. Sin embargo, la fiesta no iba a acabar como esperaban. Los efectivos de la Policía Local fueron los que pusieron punto y final al matutino desenfreno, ya que acabaron desalojando a más de 200 personas que participaban en una fiesta ilegal, según explicaron las fuentes consultadas.

Los hechos ocurrieron durante la mañana de ayer en uno de los locales situados a la entrada de Churriana. El gran ajetreo que se estaba produciendo en la puerta del establecimiento llamó la atención de los agentes, que decidieron comprobar lo que ocurría.

Por ello, varios efectivos de paisano se camuflaron entre los clientes y accedieron a la fiesta. Su sorpresa fue mayúscula cuando entraron. Al parecer, el interior del bar estaba repleto de personas consumiendo sustancias estupefacientes. En pequeñas mesas o, incluso, encima de la barra nadie se escondía, según aseguraron las mismas fuentes.

Por ello, decidieron intervenir. Así, se llevó a cabo un importante despliegue en el que participaron más de una veintena de efectivos, entre agentes del Grupo Operativo de Apoyo (GOA), del Grupo de Investigación y Protección (GIP), unidades de Churriana y hasta la unidad canina.

Puerta bloqueada

Una vez desalojado, los agentes recorrieron el local, encontrando a su paso numerosos envoltorios que supuestamente habrían contenido drogas. Aun así, otro hallazgo les preocupó más, ya que también habrían comprobado que la salida de emergencia estaba completamente bloqueada.

El resultado fue que se levantaron numerosas actas por posesión y consumo de sustancias estupefacientes y dos personas acabaron detenidas. Una de ellas es la organizadora de la fiesta, a la que los agentes arrestaron por supuestamente permitir el consumo y el tráfico de drogas en el interior del establecimiento.

La otra es un hombre al que los policías locales habrían sorprendido con una importante cantidad de sustancias estupefacientes encima. Siempre según las mismas fuentes, al cachearlo le intervinieron diversos envoltorios, que contenían en su interior lo que parecía ser cocaína y otras drogas.

Fotos

Vídeos