La autora del atropello mortal a un ciclista dio positivo en seis drogas

Los análisis realizados por la Universidad de Santiago de Compostela indican que habría consumido cocaína y éxtasis, entre otras sustancias

JUAN CANOMÁLAGA.
Los ciclistas realizaron el pasado día 9 una parada en el lugar donde se produjo el accidente. :: SUR/
Los ciclistas realizaron el pasado día 9 una parada en el lugar donde se produjo el accidente. :: SUR

La investigación del accidente mortal sufrido por Enrique Gómez, el policía nacional de 33 años que fue atropellado el pasado día 2 mientras practicaba ciclismo, dio ayer un giro inesperado. Las pruebas realizadas a la joven que conducía el coche que lo arrolló no solo han confirmado el positivo en anfetaminas, como inicialmente detectó el test de la Guardia Civil. El posterior análisis de las muestras recogidas a la conductora ha revelado que habría consumido cinco sustancias más, entre ellas cocaína y éxtasis.

El resultado de las pruebas, examinadas en el departamento de Toxicología de la Universidad de Santiago de Compostela, ha llegado esta misma semana al Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga, que investiga el caso. A la vista del informe recibido, el magistrado ordenó la inmediata detención y puesta a disposición judicial de la conductora, que tiene 23 años. La joven, que inicialmente había sido imputada a la espera de la confirmación del test de droga por los laboratorios, fue arrestada ayer mismo por la Guardia Civil de Tráfico. Los agentes la condujeron directamente al juzgado de la capital, donde fue interrogada por el instructor. Fuentes cercanas al caso indicaron que la chica negó haber tomado estupefacientes.

Muestras de cabello

El magistrado ordenó que se le tomaran muestras de cabello para acreditar el posible consumo de sustancias tóxicas del que hablan los análisis de laboratorio. Todas las pruebas recabadas han sido remitidas ya al Instituto de Toxicología, con sede en Sevilla, donde serán examinadas.

Los hechos de los que se acusa a la joven -que quedó en libertad tras su declaración- ocurrieron a primera hora de la mañana en la prolongación de la avenida Ortega y Gasset a la altura de la gasolinera de El Tarajal, en Campanillas. Ese fue el punto en el que un coche que circulaba en sentido oeste embistió al ciclista cuando se disponía a adelantarlo. Era un tramo sin problemas de visibilidad, algo que llamó la atención de los investigadores. La acusada era la persona que se encontraría a los mandos del vehículo que habría provocado el accidente, en el que iba acompañada por varios jóvenes. Según explicaron fuentes próximas al caso, los ocupantes del vehículo, de entre 25 y 30 años de edad, volvían de marcha y se dirigían hacia Cártama.

La muerte del agente provocó una gran conmoción entre sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía y diversas organizaciones de ciclistas. La mayor prueba de ello tuvo lugar el mismo fin de semana del que ocurrieron los hechos. Medio millar de personas participaron en un recorrido en bicicleta en memoria del fallecido.