«Somos la producción premium mundial de aguacates y mangos»

La gran calidad de las producciones de fruta y verduras de la agricultura malagueña hace que obtengan un valor mayor en el mercado

A. PELÁEZMÁLAGA.

«Los compradores europeos no tienen ninguna duda. Prefieren un aguacate nuestro antes que otro de cualquier otro lugar del mundo, aunque ello signifique tener que pagar algo más, porque saben que no va a tener sorpresas. El mercado es cada vez más exigente y pide calidad, calidad y calidad». Así de claro y rotundo lo asegura Francisco Ruiz, de Xarki, empresa que lleva a años especializada en la comercialización de frutas y verduras consideradas de primor.

La apuesta por la calidad del sector hortofrutícola en la provincia es tal que empresas como Trops, que es la mayor cooperativa exportadora de aguacates y mangos, es capaz de asegurar que «somos la producción premium a nivel mundial de estas dos frutas», según su gerente, Enrique Colilles. «Estamos tan seguros de nuestros productos y de su calidad que garantizamos que la pulpa sale bien. Es difícil comprar un aguacate porque no sabes cómo te vas a encontrar la pulpa. Nosotros aseguramos que está bien. Por ello no es de extrañar que restaurantes tan prestigiosos como Maxim's de París y que chefs españoles de prestigio como Dani García utilicen nuestra fruta», asegura Colilles.

Ello es posible gracias no sólo al control de todo el proceso de producción, sino al uso de maquinaria de última generación capaz de medir, por medio de sensores e infrarrojos, el grado de maduración de los aguacates, detectar malformaciones o daño interior. «Fuimos los primeros en incorporar esta tecnología hace diez años», dice Colilles.

Gracias a la calidad del producto malagueño, firmas como Trops han conseguido colocar su productos en las principales tiendas gourmet de Madrid y otras capitales europeas, donde un kilo de aguacate de máxima calidad puede llegar a alcanzar los 10 euros el kilo. «Aunque la producción que tenemos de lichi es testimonial, hemos llegado a vender el kilo hasta a 16 euros y frutas como el mango también a 10 euros el kilo, aunque ello depende del año y del mercado. Alcanzar estos precios es sólo posible con los de máxima, máxima calidad», dice Colilles.

Lo mismo sucede con otros productos como el limón malagueño, ya sea biológico o convencional. Mientras en el campo un kilo sin recolectar se adquiere a 0,60 euros el kilo en la zona del Guadalhorce, en algunos mercados de alto standing europeos (Berlín, Londres o París) es fácil verlos 0,60 euros la pieza.

Firmas como Frunet se han especializado en la producción y comercialización de frutas y hortalizas premium como aguacates, mangos, tomates, pimientos y pepinos, una línea con la que esperan crecer este año en facturación un 30 por ciento más, pasando de 18 a 23 millones de euros a final de 2014, gracias al mayor valor que tienen en el mercado.