Málaga: ilusión hasta el último momento por el Gordo de Navidad

Los malagueños se juegan este año una media de 35 euros en el Gordo de Navidad con una caída de las ventas del 5%

P. BANDERA MÁLAGA.

El final de 2013 se acerca pero antes toca disfrutar de uno de los acontecimientos más esperados del año, que se ha convertido ya en el pistoletazo de salida para las navidades. Hoy se celebra el sorteo más importante del año, y el primer balance de las ventas de Lotería de Navidad apunta a una disminución del 5% respecto al año pasado. Según explican desde Loterías y Apuestas del Estado, las ventas siguen la misma tendencia que las del sorteo de los domingos. «La última semana siempre es muy buena, pero las sensaciones no son positivas», señalan.

Así, las mismas fuentes apuntan que la crisis económica y el 20% de gravamen en premios a partir de los 2.500 euros han hecho desistir a muchos malagueños de tentar la suerte este año. «Se comparten muchos décimos y cada ciudadano está comprando menos», dicen. En el año 2012, el gasto por persona en la provincia fue de 36,19 euros para el sorteo de Navidad, por lo que este año se espera que la media ronde los 35 euros.

A pesar de ello, Málaga se sitúa a la cabeza de las provincias andaluzas en cuanto a las ventas por este sorteo se refiere, habiéndose consignado más de 73,8 millones de euros, lo que supone un total de 369.010 billetes.

Pese a la crisis económica, los malagueños mantienen la ilusión y ayer las administraciones mantuvieron sus ventas hasta la última hora. A pie de calle, los loteros confirmaron el descenso de las ventas. Pero para los consumidores, soñar no cuesta dinero. «Espero coger un pellizquito y poder tapar las trampas de mis hijos», comentó Ana García a la salida de la administración nº 19 próxima al Mercado Central. Al igual que ella, el dueño del local, Francisco Javier Martínez, confía en que este año el espíritu navideño le sonría y vaticinó que hoy los medios de comunicación avasallarán la entrada de su establecimiento para hablar con él y con los premiados. «Este año el Gordo lo doy yo», comentó Martínez entre risas. Si hay algo en lo que coincidieron las administraciones es en que los clientes fijos son los que más han disminuido sus compras durante este último año. Aunque siguen encargando boletos, «si antes se llevaban 10 para todos los familiares, este año se han lleva 7».

Todo preparado

Mientras tanto, en Madrid, no falta ni un detalle. Los bombos de la lotería de Navidad ya se encuentran en el Teatro Real de la capital, a la espera de girar y oficiar el ritual de la suerte. Con la cantinela habitual, la liturgia oficiosa que anuncia el comienzo de las fiestas navideñas, los niños de colegio de San Ildefonso repartirán hoy 2.240 millones de euros en premios.

Este año, uno de los grandes premiados será Hacienda. Aparte de que el Tesoro se queda, como todos los años, con el 30% del conjunto de la emisión (3.200 millones de euros), en esta edición los afortunados tendrán una recompensa menguante. Y es que a los premios que superen los 2.500 euros se les aplicará un retención del 20% en el IRPF. Eso significa que los beneficiarios del Gordo tendrán una bolsa de 320.000 euros en vez de los 400.000 de que disfrutaron en 2012. Pero durante unas horas, todo esto pasará a un segundo plano y todos miraremos nuestro décimo para comprobar si hemos sido los más afortunados.