Tres detenidos por el secuestro frustrado de dos niños de 6 y 7 años por una disputa familiar

Uno de los arrestados es el excompañero sentimental de una hermana de los pequeños, con la que tiene un hijo común

JUAN CANOMÁLAGA.

«¡Nos quieren matar!». La niña, de 6 años, dijo estas palabras al entrar en el establecimiento en el que se refugió. «No vimos nada ni sabíamos lo que le había pasado, pero al escucharla cerramos las puertas y nos quedamos todos dentro», afirma una de las personas que estaba en el local. Al parecer, habían intentado secuestrarla junto a su hermano, de 7 años, que aún se encontraba en la furgoneta en la que presuntamente los metieron por la fuerza. Una patrulla de la Policía Local de Vélez-Málaga interceptó el vehículo y frustró el supuesto intento de rapto.

La comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Vélez mantiene abierta una investigación para llegar hasta el fondo del asunto. Hay tres detenidos en relación al caso -dos hombres y una mujer-, que tiene como trasfondo una compleja disputa familiar. Los dos varones pasaron ayer a disposición de la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la localidad, que decretó su ingreso en prisión provisional imputados por un presunto delito de detención ilegal, según confirmaron fuentes judiciales. La mujer se encuentra en el hospital bajo custodia policial.

Los hechos ocurrieron a las 17.15 horas del sábado en la avenida de Andalucía, en el núcleo veleño de Torre del Mar, a pocos metros de la subjefatura de la Policía Local. La madre de los menores se paró con su coche a hacer unas compras en un bazar de todo a un euro de la zona. Cuando volvió al vehículo, en el que se encontraban sus hijos, fue abordada por varias personas que, supuestamente, sacaron a los niños por la puerta trasera y los introdujeron en una furgoneta, según fuentes próximas a la investigación. La menor de los dos hermanos consiguió zafarse y corrió hasta el local donde se escondió.

La madre de los pequeños fue la primera en dar la voz de alarma. «Entró en el automóvil y llamó a la policía», explica un familiar de la mujer. El despliegue fue inmediato. Una dotación de la Policía Local se desplazó al lugar y se cruzó con el padre de los menores, que ya había llegado. Él les indicó la furgoneta donde estaba su hijo, que fue interceptada antes de que se pudiera dar a la fuga. Instantes después llegaron las patrullas de la Policía Nacional, que se hicieron cargo de la investigación.

Durante la intervención se detuvo a un joven, a su madre y a un allegado de estos por su presunta implicación en el caso. Los agentes averiguaron que el chico había tenido una relación sentimental con una hermana de los dos menores, de la que nació un hijo que ahora tiene tres años. Según apunta un familiar de las víctimas, ella no le dejaba ver al pequeño porque pretendía «quedárselo».

Desavenencias

Aparentemente, el contexto del suceso serían las desavenencias entre la expareja. Los investigadores manejan la hipótesis de que la intención de los supuestos captores podría ser intercambiar a los dos menores -hermanos de ella- por el hijo de ambos, aunque las pesquisas siguen abiertas, según recalcaron las fuentes consultadas. «Los dos niños están supernerviosos, les da miedo incluso salir a la calle», añade el familiar.

El alcalde veleño, Francisco Delgado Bonilla, se limitó a confirmar el suceso y, aunque no quiso entrar en detalles, aseguró que se produjo en el ámbito familiar, por lo que no hay ningún tipo de «alarma social». El regidor subrayó la «rápida y eficaz» actuación de los agentes que intervinieron y destacó la «coordinación» entre los dos cuerpos policiales.