Relevo en la Diputación

Ruiz Lizana, del PSOE, dejará su acta a Encarnación Anaya. Las claves de los cambios socialistas en Vélez y Coín. Amplia representación malagueña en la interparlamentaria del PP, donde intervino Carolina España. Cargos populares no entienden la postura ahora de De la Torre sobre el metro

ANTONIO M. ROMERO
Relevo en la Diputación

Para esta semana está convocado el pleno ordinario de noviembre en la Diputación Provincial. Previsiblemente será el último al que asista el diputado socialista José María Ruiz Lizana, quien en los próximos días dimitirá de su acta por motivos personales. Asimismo, dejará la Alcaldía de Alfarnate, donde lleva en el cargo desde 2007.

Su puesto en el ente supramunicipal será ocupado por la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria y exalcaldesa de dicha localidad, Encarnación Anaya, según pudo conocer este Reservado. Será el tercer cambio en el grupo socialista en la Diputación: el primero se produjo por la dimisión de Francisco Cañestro tras la 'operación Acinipo' en Ronda (por cierto, Cañestro ha pedido por carta a las direcciones federal, regional y provincial su reincorporación como militante tras haberse dado de baja hace año y medio); el segundo, con la marcha de José Luis Ruiz Espejo, Patricia Alba y Javier Carnero a la Junta; y ahora éste. Con este relevo, el PSOE habrá cambiado a la mitad de sus diputados provinciales en los poco más de dos años de legislatura.

Unos cambios que se unen a los que estos días se están produciendo en los grupos municipales socialistas de grandes ciudades con la llegada a la portavocía de Juan Carlos Márquez en Vélez-Málaga e Inmaculada Agüera en Coín. Una estrategia que, según explican desde la sede provincial de Los Arcos, obedece a un proceso para ir consolidando nuevos liderazgos cara a las elecciones municipales de 2015. Todo apunta a que Márquez y Agüera, como ya se recogió en este espacio, serán los cabezas de cartel del PSOE en dichos comicios.

No quedarán ahí los movimientos estratégicos con miras electorales en municipios de más de 20.000 habitantes ya que se prevén novedades en las próximas semanas en otras ciudades, entre ellas Alhaurín el Grande, donde el PSOE actualmente no tiene grupo municipal.

Mientras tanto, los socialistas malagueños, como los españoles, tienen este fin de semana puestas sus vistas en la Conferencia Política que están celebrando en Madrid y donde deberá salir el fundamento ideológico y de propuestas del PSOE para los próximos años.

Por su parte, los populares han celebrado en Córdoba su interparlamentaria. Una cita donde la amplia representación malagueña (seis diputados, tres senadores, ocho parlamentarios autonómicos y un secretario de Estado, Juan Manuel Moreno Bonilla) ha estado encabezada por el presidente provincial del PP, Elías Bendodo. Los malagueños han tenido una participación muy activa en las mesas, aunque sólo la diputada Carolina España ha sido la única en tener un papel protagonista en una mesa redonda. Concretamente en la presidida por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, donde se abordó la reforma del sistema público de pensiones. España es la portavoz del PP en el Congreso en esta materia.

En el viaje de Málaga hacia Córdoba, los dirigentes populares han tenido oportunidad de abordar un asunto de máxima actualidad en la capital: el cambio de planteamiento, y por ende el incumplimiento del acuerdo firmado hace mes y medio con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de Francisco de la Torre sobre el metro. Son varias ya las voces de cargos del PP malagueño que no entienden la postura del regidor y que consideran que estos «vaivenes» en su postura le hacen un flaco favor al partido.