Sólo un tercio de los ayuntamientos intentan regularizar sus viviendas ilegales

Únicamente 35 de los 101 municipios malagueños han identificado sus asentamientos en el campo desde la entrada en vigor de la norma andaluza

AGUSTÍN PELÁEZ APELAEZ@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
La comarca de la Axarquía es una de las zonas con mayor número de viviendas irregulares. :: 
Sur/
La comarca de la Axarquía es una de las zonas con mayor número de viviendas irregulares. :: Sur

Las regularizaciones de viviendas ilegales construidas en el campo siguen sin apreciarse a la provincia a pesar de que ya han transcurrido 20 meses de la entrada en vigor del Decreto 2/2012 de la Junta de Andalucía que regula el régimen de las edificaciones y asentamientos existentes en el suelo no urbanizable. Lejos de satisfacer los deseos de los propietarios de casas irregulares, el decreto continúa provocando el rechazo de los dueños e incluso de algunos ayuntamientos, lo que puede explicar que todavía a estas alturas ninguno haya comenzado a actuar de oficio para exigir la regularización de las distintas edificaciones.

Sólo 35 de los 101 ayuntamientos de la provincia han iniciado los pasos dirigidos a adaptar su actual planeamiento urbanístico al Decreto 2/2012, inventariando la edificaciones irregulares, identificando los asentamientos y hábitats rurales diseminados y regulando las normas mínimas de habitabilidad y salubridad exigibles a las construcciones en suelo no urbanizable.

Según la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, de los 35 municipios que han iniciado los trámites para adaptar su normativa al decreto andaluz de regularización de viviendas en el campo, 18 han sido para aprobar el avance de planeamiento identificando sus asentamientos, 15 para acordar a la innecesariedad de aprobar este documento y otros tantos para aprobar la ordenanza reguladora de las normas mínimas de habitabilidad.

Entre los municipios que cuentan con avances identificando los asentamientos de viviendas irregulares en el campo se encuentran los de Málaga, Manilva, Mijas, Benahabis, Vélez-Málaga y Torrox. Se da la circunstancia de que 18 de los 35 ayuntamientos son de la comarca de la Axarquía.

El Decreto establece que los municipios en los que su PGOU tenga recogidas estas exigencias, la aplicación será inmediata. En caso contrario, los ayuntamientos deberán identificar por sus propios medios los asentamientos mediante un avance de planeamiento, lo que afecta a la mayoría de los ayuntamientos.

El delegado de Medio Ambiente, Javier Carnero, ha valorado sin embargo positivamente la labor que están llevando a cabo los ayuntamientos para hacer cumplir el Decreto 2/2012. Según Carnero, los municipios tienen la posibilidad de hacer toda la regularización revisando o formulando un nuevo PGOU. El delegado ha apuntado que hay municipios que están en fase de aprobación de su PGOU, lo que significan que incluirán el avance de los asentamientos en su nuevo planeamiento.