Las pasas de Málaga ganan en calidad

La producción de uvas moscatel secadas al sol, de la que viven 2.000 familias, superará este año los 450.000 kilos

AGUSTÍN PELÁEZMÁLAGA.
El 95% de la producción de las pasas de Málaga se concentra en la comarca de la Axarquía. :: A. Peláez/
El 95% de la producción de las pasas de Málaga se concentra en la comarca de la Axarquía. :: A. Peláez

La producción de pasas de Málaga de este año será un 20 superior a la registrada en 2012. Al menos, eso es lo que afirma el presidente de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-Málaga), José Gámez Villalba, que estima en 450.000 kilos la cantidad final de uvas pasas que se producirá en la provincia, frente a los 375.000 del pasado ejercicio, y ello a pesar de que cada vez son más los productores que destinan buena parte de su cosecha a la vinificación. Esta cantidad sigue estando sin embargo bastante por debajo de una cosecha considerada normal, en la que se suele alcanzar los 700.000 kilos de pasas.

Según Gámez, aunque aún es pronto para hablar de precios, ya que todavía no ha concluido el proceso de pasificación en la mayoría de las explotaciones, si que se puede afirmar que se trata de un producto de gran calidad y de gran calibre.

«Hay productores que no tienen paseros suficientes para colocar al sol todo la producción de uvas que han vendimiado», explica Gámez.

Aunque la provinicia ha vivido un verano algo más fresco que otros años, ello no ha afectado a la calidad de la uva. «Lo único que ha sucedido es que se ha retrasado la pasificación, lo que se notará en que la campaña se prolongará hasta principios de octubre próximo», señala el presidente provincial de UPA-Málaga, para quien las últimas lluvias tampoco parecen haber afectado negativamente al fruto.

Axarquía

La campaña de elaboración de pasas se concentra casi en su totalidad la comarca oriental malagueña y de manera especial en los municipios de Moclinejo, El Borge, Almáchar, Iznate y Arenas. La Axarquía acapara el 95% de las pasas que se producen en Málaga. El 5% restante se concentra en Manilva.

La pasa malagueña tiene como destino principal Cataluña y Galicia, en un 65%, seguido de Cantabria y País Vasco.

La Unión de Cooperativas Paseras de la Axarquía (Ucopaxa), que es la principal cooperativa de segundo grado de la provincia dedicada a la comercialización de uvas pasas, lleva años destinando parte de la producción a países como Portugal, Japón, Alemania y Suiza. Aproximadamente, el 70% de las pasas que se elaborar en la provincia son comercializadas por Ucopaxa.

Según José Gámez, una de las características de la pasa malagueña es su elaboración cien por cien artesanal, toda vez que desde la recolección de la uva hasta el secado se realiza manualmente.

Este será el primer año en el que las pasas de Málaga se comercialicen con denominación de origen protegida. La Comisión Europea (CE) decidió en junio pasado incluir la pasa de Málaga en la lista de productos europeos con denominación de origen protegida (DOP), producto que se añade así a la relación de cerca de 1.100 alimentos de calidad amparados por las leyes comunitarias sobre DOP, indicaciones geográficas protegidas (IGP) o especialidades tradicionales, según precisó la CE en un comunicado.

Las pasas de Málaga destacan por sus elaboración artesanal y de gran calidad. Se realizan con uvas moscatel secadas al sol. Los racimos son colocados en los paseros para su secado durante un periodo que se puede prolongar hasta los 20 días, aunque todo depende de las temperaturas. Tras este proceso, son trasladas a los lagares para su picado, que no es otra cosa que el desgrane el racimo. La mayoría de la viñas que se cultivan en la Axarquía se encuentran en pendientes de hasta más del 50 por ciento.