La Autoridad Portuaria pide ayuda a Turismo para volver a ser base de cruceros

I. LILLOMÁLAGA.

La Autoridad Portuaria de Málaga se ha propuesto enriquecer la oferta de este destino para que las grandes compañías de cruceros mejoren su posición como puerto base. «Royal Caribbean retiró el barco porque en Málaga embarcaba un 30% de clientes nacionales y un 70% del resto de Europa, pero el mercado nacional ha visto reducida su presencia a casi el 20%, y esos 10 puntos hicieron que la naviera se marchara», explica el presidente de la institución, Paulino Plata.

Para ello, solicita una campaña de promoción específica, junto con Turismo Andaluz, para que Málaga pueda incrementar esa aportación de cruceristas nacionales. Además, buscará enriquecer la carta de servicios que la provincia y el resto de Andalucía puede ofrecer a las compañías, sobre todo en el ámbito de las excursiones: «Tenemos que ser la puerta de Granada en este sentido, y de Córdoba y de Ronda y de Sevilla, en las mejores condiciones. Lo estamos trabajando con la terminal de cruceros, en un informe conjunto que vamos a explicar y a vender».

En esta línea, también recurrirá a los servicios tecnológicos de Turismo Andaluz, con el objetivo de desarrollar una aplicación de móvil para los cruceristas que vengan a Málaga. Mientras que, a través de Malagaport, se elaborará un directorio de empresas de comercio y restauración, para informarles de los cruceros que van llegando, cifras y horarios, en formato 'newsletter'.