Forman despide a siete personas y suspende de forma temporal su actividad hasta que la Junta le abone 1,6 millones

La administración autonómica le adeuda 1.642.964 euros

S. ZAMORAMÁLAGA.

El Centro de Formación en Comunicaciones y Tecnologías de la Información de Málaga (Forman), que gestiona la UTE formada por la Fundación Novasoft y la Fundación Valentín de Madariaga, se vio obligada ayer a ejecutar la suspensión del cumplimiento del contrato después de que se lo advirtiera hace un mes, vía burofax, al consorcio que integran Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga (con una participación del 80% y el 20%, respectivamente).

A esta decisión se llega por los impagos reiterados de la administración autonómica y cuya cuantía asciende a 1.642.964 euros. Así lo expuso ayer el nuevo gerente de la empresa, Francisco Guerrero, quien confirmó también el despido de siete trabajadores encargados de la gestión de la misma.

Sin embargo, según añadió, las consecuencias laborales de este conflicto son aún mayores, ya que por estas fechas los cursos están ya en marcha y para ellos se tira de una bolsa de entre 40 y 50 profesores. Si bien en este último mes han trabajado bajo mínimos, desde ayer y aunque el contrato sigue en vigor, está suspendida la gestión integral del edificio.