Francisco Ruiz Noguera dirigirá la nueva cátedra María Zambrano de la UMA

El poeta y catedrático malagueño asume el reto con el objetivo de proyectar y rescatar «el perfil poético» de la pensadora veleña

ANA PÉREZ-BRYANMÁLAGA.
Francisco Ruiz Noguera está al frente de la nueva cátedra. ::
                             SUR/
Francisco Ruiz Noguera está al frente de la nueva cátedra. :: SUR

Recuerda Francisco Ruiz Noguera (Frigiliana, 1951) con cierta emoción aquel encuentro con otros jóvenes poetas como él en La Rábida (Huelva) en los primeros 80, y cómo saludaron con entusiasmo el texto que les mandó María Zambrano a modo de bienvenida. La escritora y filósofa veleña era ya por entonces un espejo en el que se miraba el autor malagueño, y esa referencia no sólo se ha mantenido con el paso de los años, sino que ha ido creciendo a la vez que él lo hacía como poeta y profesor. Por eso Ruiz Noguera asume con una «enorme ilusión» el reto que se le presenta ahora: la dirección de la Cátedra María Zambrano de la Universidad de Málaga, un proyecto que quiere de proyectar el pensamiento y la obra de la humanista desde el punto de vista académico.

Poeta, catedrático de Lengua y Literatura Española y profesor titular de Lingüística Aplicada de la Universidad de Málaga, Ruiz Noguera es consciente de que el legado de María Zambrano tiene muchos perfiles, por eso tratará de reivindicar y proyectar el que, a su juicio, ha quedado en un segundo plano en favor de su faceta como filósofa. «En ella también fue muy importante y singular la razón poética, que es lo que la cátedra quiere rescatar a través de conferencias, jornadas o publicaciones», observa Ruiz Noguera, que además reivindica su condición de «gran pensadora de la Generación del 27». Su obra cuenta, por otra parte, con otra peculiaridad que la hace enormemente atractiva a ojos del que hoy en día se acerca a ella: «Es una autora muy actual y moderna, alejada de la línea alemana que marcaba parte del pensamiento de la época, y más cercana a al fragmentarismo que al reduccionismo».

Esta libertad y esta «apertura» son, a juicio del director de la nueva cátedra, dos de los puntos fuertes que sostendrán el proyecto académico, que estudiará además la relación de Zambrano con la filosofía, la poesía, el arte o la música. Este carácter multidisciplinar que impregnó la obra de la autora veleña permitirá, por otra parte, que la cátedra «se abra a otros departamentos universitarios», en palabras de Ruiz Noguera.

La orientación académica es, precisamente, la razón de ser de esta iniciativa que nace en el seno de la Universidad de Málaga a propuesta de la Fundación María Zambrano y del Ayuntamiento de Vélez Málaga, cuna de la pensadora. A pesar de que surge como un proyecto independiente al de la propia fundación, es obvio que en ambas converge el afán de difundir «en todos los ámbitos la herencia de María Zambrano, que tuvo una obra y una vida ejemplares». Así lo afirma el director de esta institución, el catedrático Antonio Garrido, que constata el «extraordinario interés» que suscita su figura en todo el mundo. Baste un detalle: en estos días se celebran unas jornadas sobre su legado filosófico y literario en Tampa (Florida). «Y este verano hemos tenido en la fundación a investigadores franceses e italianos estudiando su obra», añade.

En esa labor de proyección jugará desde ahora un papel fundamental la nueva cátedra de la UMA, cuyo director es, a juicio de Garrido, «la persona idónea». En primer lugar, insiste, «por su indudable prestigio, tanto académico como literario». «Además, Ruiz Noguera es uno de los autores hispánicos más reconocidos. Él es el gran poeta del tiempo, y desde ese punto de vista coincide con esa raíz en la obra de María Zambrano. Por último, cuenta con una gran proyección en la propia ciudad y es desde hace años un animador cultural excelente», concluye Garrido, que añade que, desde el punto de vista personal, «su nombramiento supone para mí una gran felicidad».