Empresas agroalimentarias malagueñas amplían mercados en África y Asia

El gigante del aceite de oliva Dcoop se interesa por introducirse en Angola y Nigeria e incrementar su presencia en el continente africano

AGUSTÍN PELÁEZ ENVIADO ESPECIAL APELAEZ@DIARIOSUR.ESCOLONIA.
Expositor de Dcoop en la feria de Colonia. :: A. Peláez/
Expositor de Dcoop en la feria de Colonia. :: A. Peláez

La industria agroalimentaria malagueña arrasa en Alemania. Las doce empresas participantes en la feria de alimentación y bebidas de la ciudad alemana de Colonia, Anuga 2013, han conseguido abrir nuevas ventanas a la exportación, e incluso firmar contratos de significativa trascendencia, ya que supondrán para algunas de ellas un incremento en la facturación de varios millones de euros al año.

Además, las grandes empresas del sector han puesto su punto de mira en África y Asia. El continente africano, porque comienza a observarse un incremento del consumo de determinados productos que antes estaban vetados casi por completo a la población. Y Asia, porque es un mercado en constante crecimiento.

«África ha pasado de no consumir prácticamente nada a demandar un cuatro o cinco por ciento. Me refiero a Uganda, Angola, Namibia o El Congo, lugares donde nuestro producto atrae bastante», señaló ayer la directora de Hutesa Agroalimentación, Mari Paz Hurtado.

La empresa de aceituna de mesa no es la única que mira hacia África. También el gigante malagueño del aceite de oliva virgen extra, Dcoop, que con la reciente incorporación del mayor productor de aceite de Granada, Tierras Altas, tiene una capacidad de facturación de 600 millones de euros y unas 250.000 toneladas de producción de aceite, se ha marcado como objetivo a corto plazo comenzar a exportar a países como Angola y Nigeria, según el director general comercial del grupo Hojiblanca, César Ruesgas Fernández.

«Exportamos a más de 60 países, lo que no quita para acudir y estar en ferias como la de Colonia. De hecho, ha sido aquí donde hemos realizado los primeros contactos para exportar nuestros productos a estos dos países emergentes», dijo Ruesgas.

Actualmente, Dcoop, que ha estrenado en Anuga 2013 su nuevo nombre, exporta el 90 por ciento de la aceituna de mesa que produce a la Unión Europea y los Estados Unidos, mientras que de las 250.000 toneladas de aceite de oliva que genera sólo el 40 por ciento va al mercado exterior, tanto envasado como a granel.

Mercado saturado

«El mercado nacional está saturado. El consumo de aceite de oliva virgen extra y de aceitunas de mesa está consolidado, pero no crece, por lo que es necesario seguir apostando por la internacionalización», declaró el director general comercial de Dcoop, que se ha marcado como objetivo incrementar al 50 por ciento la exportación del aceite que producen las 110 cooperativas que integran la nueva firma.

«En aceituna de mesa el mercado más interesante sigue siendo Italia, Alemania, Rusia y Estados Unidos, mientras que el aceite de oliva se mueve entre Italia, Estados Unidos y España, pero lo que nos proponemos es aumentar nuestra presencia allí donde se pueda, de ahí que nos interese tanto entrar en África, donde todavía no contamos con una implantación destacada», dijo Ruesgas.

El 'agro' malagueño ha conseguido además establecer en la feria de Colonia nuevos contactos con distribuidoras, cadenas de supermercados e importadores interesados en los productos agroalimentarios que se generan en la provincia.

Aceites Ardales

Así, Aceites Ardales-Bravoliva, una pequeña empresa familiar dedicada a la elaboración de aceite de oliva de calidad, ha logrado iniciar contactos con una distribuidora holandesa de productos españoles interesada en la línea gourmet de la marca. «También han mostrado interés por nuestro producto importadores alemanes y de distintos países árabes, así como de China, que lo quieren incluso con fines cosméticos», señaló ayer la gerente de Aceites Ardales, María José Bravo.

Aunque se trata de una empresa pequeña, Aceites Ardales, cuya producción anual ronda los 200.000 kilos, ha realizado un importante esfuerzo de innovación que se ha traducido en una nueva imagen corporativa que tiene como finalidad introducir el producto en la tiendas gourmet de Europa. Aceites Ardales-Bravoliva ha obtenido tres veces el premio al Mejor Aceite de Oliva Virgen de la Diputación en las campañas 2003/2004, 2007/2008 y 2008/2009.

La almendra más cara

Tampoco la cooperativa Almendrera del Sur (Almensur) se ha quedado atrás. Según su gerente, José Carlos Gallego, una cadena de supermercados de Dinamarca se ha mostrado interesada en introducir en el país la mejor y más cara de las almendras que se producen en Málaga, la marcona.

«Se da la circunstancia de que es nuestro producto estrella y además de producción ecológica que se concentra sobre todo en la zona de Los Montes de Málaga. Su precio ronda los 10 euros el kilo y nuestra producción asciende a unas 50 toneladas, más del doble de la que exige esta cadena. Si al final alcanzamos un acuerdo, ello supondrá seguir manteniendo este cultivo autóctono de la provincia y unos ingresos podrían rondar los 500.000 euros», según Gallego.

La empresa de conservas vegetales Sola de Antequera, con fábricas en Perú y en el municipio antequerano, está negociando con un distribuidor belga internacional acuerdos para llevar el producto estrella de Alsur de Perú, las alcachofas, que ya exporta a Estados Unidos, con el fin de comenzar a introducirlo en Europa.

La firma de conservas malagueña comercializará a través de un distribuidor suizo con el que ya mantiene acuerdos dos de las novedades en la gama de productos presentadas por Alsur en Anuga. De un lado, el pisto que elabora Sola de Antequera en la fábrica antequerana, y de otro, unas alcachofas con gambas ya especiadas al estilo italiano que están teniendo gran aceptación en el mercado estadounidense.

También Frumaco, que tiene como socio mayoritario a la mayor comercializadora de mangos y aguacates de la Axarquía, Trops, ha entrado en contacto con un importador de Estados Unidos para introducir sus productos congelados de aguacate (guacamole, dados, mitades y pulpa). La empresa, que exporta el 50 por ciento de su producción -procesa unas 380 toneladas al año-, produce también un gazpacho de aguacate.

Por su parte, Amovix, que es filial de Reyes Gutiérrez, está cerrando con un distribuidor europeo un acuerdo para introducir en los supermercados su nueva salsa de tomate y el guacamole elaborados en frío con alta presión, sistema que garantiza una vida útil de ambos productos de 45 días, y con las que la empresa aspira a incrementar este año en un 35 por ciento su facturación, ahora cifrada en unos cuatro millones de euros.