Larios acoge las cabras con más arte

SUR inaugura una exposición para promocionar la raza caprina malagueña

J. J. BUIZA JUANJBUIZA@GMAIL.COMMÁLAGA.
Las figuras se asientan sobre planchas de hormigón de 250 kilos. :: Carlos Moret | Vídeo: J. J. Buiza, Pedro J. Quero y Carlos Bueno/
Las figuras se asientan sobre planchas de hormigón de 250 kilos. :: Carlos Moret | Vídeo: J. J. Buiza, Pedro J. Quero y Carlos Bueno

Una cabra vestida con un traje de lunares, otra con mucha geometría y colorido al estilo de Piet Mondrian, una cabra con piel de mar y hasta una con la camiseta del Málaga y con el número 5 y el nombre de Viberti en el lomo. El eslogan ya lo decía: «La cabra malagueña como nunca la habías visto». El misterio creado por la campaña divulgativa celebrada días atrás quedó ayer resuelto cuando en torno al mediodía se destapaban en la calle Larios las cuarenta obras de arte que conforman una de las exposiciones más singulares que ha albergado la histórica vía del Centro de Málaga.

Bajo el título de 'Oh, my goat!' y con el objetivo de poner en valor la industria caprina de la provincia, quedó inaugurada la muestra con la que SUR pretende fomentar el consumo de los productos derivados de la cabra malagueña, y que la ciudadanía en general sea consciente de las virtudes de una raza única en el mundo y que lleva el gentilicio de nuestra tierra.

Hasta el 20 de octubre permanecerán expuestas un total de 40 figuras de cabras a tamaño real, que han sido pintadas por otros tantos artistas, cada uno de los cuales ha plasmado en ellas su particular estilo, colaborando de forma totalmente altruista en un proyecto impulsado junto con la Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña (Cabrama) y otros patrocinadores.

En el acto de inauguración estuvieron presentes el director general de Prensa Malagueña, José Luis Romero; el director de SUR, Manuel Castillo; el director de Publicaciones de SUR, Pedro Luis Gómez; el secretario general de Cabrama, Juan Manuel Micheo; la vicepresidenta de la Diputación de Málaga, Francisca Caracuel; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Celia Villalobos; y el directivo de Cajamar, Pascual Candel, así como otras autoridades, representantes de los organizadores y patrocinadores, ganaderos y la mayoría de los pintores que han prestado su talento para este evento nunca antes visto.

Andrés Mérida, uno de los artistas, dio en plena calle Larios los últimos retoques a su cabra, trabajando en directo y levantando la expectación de los ciudadanos. El espectacular rebaño cuenta además con el apadrinamiento de cuarenta empresas y entidades, cada una de las cuales ha prestado su patrocinio a un ejemplar, demostrando así el amplio respaldo que la sociedad malagueña ha querido brindar a esta industria ganadera, que mueve un negocio de más de 90 millones de euros y que cuenta cada vez con más prestigio en los ámbitos hostelero y gastronómico. No en vano, la cabra malagueña es una de las más lecheras del mundo, y su carne cuenta con la marca de garantía Chivo Lechal Malagueño.

«Esta es la manifestación gráfica y plástica de una ilusión», resumió el director general de Prensa Malagueña, quien recordó las vicisitudes y los orígenes del proyecto nacido hace unos meses de la mano de Cabrama, dentro de una campaña que busca principalmente promover el consumo del chivo y del queso de cabra. José Luis Romero destacó que la iniciativa se trataba de una «ilusión compartida de distintos sectores en pro de una idea común». Por su parte, Manuel Castillo, director de SUR, quiso expresar su agradecimiento a los artistas y a «todos los que han colaborado y han creído en esta iniciativa», y se mostró confiado en la buena acogida de la exposición y la respuesta positiva por parte de los malagueños. «Si además conseguimos que se consuma más chivo lechal y más queso de cabra, se habrá completado el círculo», agregó.

Imagen de marca

Desde la Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña, Juan Manuel Micheo, resaltó las posibilidades y la importancia de la industria caprina en Málaga, que alberga una de las mayores concentraciones de ganado de cabra en Europa, con unas 1.500 explotaciones. Se calcula que en España pastan unas 300.000 cabras, y 200.000 de ellas lo hacen en la provincia, sobre todo en las comarcas del norte y de la Axarquía

«Tenemos que sentirnos identificados con la cabra malagueña, de la misma manera que en Jaén se sienten identificados con el aceite de oliva, o en Huelva con el jamón de Jabugo», subrayó el secretario de Cabrama, que también agradeció el trabajo de patrocinadores, ganaderos y artistas. Francisca Caracuel, vicepresidenta de la Diputación, aprovechó para destacar la labor que esta administración viene realizando para apoyar a la industria agroalimentaria de la provincia, con proyectos como la marca 'Sabor a Málaga'. Caracuel valoró el «empeño» de esta muestra para «potenciar y dar a conocer más un producto único y extraordinario». Desde Cajamar, Pascual Candel indicó que la entidad financiera «tiene en su ADN» el sector agroalimentario, y aseguró que desde el principio «nos enamoramos de este proyecto».

El acto concluyó con el descubrimiento de las piezas que conforman la exposición, que abarca una gran variedad de inspiraciones artísticas y estilos para todos los gustos. Malagueños y visitantes tienen desde ahora 16 días para admirar este original montaje, concebido además como un homenaje a las ganaderías, queserías, carnicerías, restaurantes y empresas auxiliares que comercian con los productos derivados de una variedad de cabra única en su género.

Lea toda la información sobre las cabras, la exposición y los pintores aquí