Investigan a dos policías por estar en un bar cuando debían vigilar la salida de un colegio

Los agentes se exponen a la apertura de un expediente disciplinario tras ser 'cazados' por una cámara de televisión

FRANCISCO JIMÉNEZMÁLAGA.
Las imágenes muestran las motos policiales a las puertas de una cafetería. :: SUR/
Las imágenes muestran las motos policiales a las puertas de una cafetería. :: SUR

Para un jefe no debe resultar agradable tener que pedir disculpas por la actuación de los empleados que tiene a su cargo. Pero eso es lo que tuvo que hacer ayer el intendente de la Jefatura de la Policía Local de Carretera de Cádiz después de que dos de sus agentes fueran pillados presuntamente en un bar cuando debían estar regulando el tráfico para velar por la seguridad de los alumnos a la salida del colegio Vicente Aleixandre, ubicado en el Camino de la Térmica. Pedir disculpas, pero también confirmar si se trata de una práctica habitual o si, como le trasmitieron tanto desde la dirección del centro como desde la asociación de padres y madres de alumnos, fue algo puntual.

Sea como fuere, estos dos funcionarios tendrán que dar explicaciones y se exponen a ser sancionados a raíz de que fuera 'cazados' por una cámara de televisión. Casualidad o no, lo cierto es que las imágenes, emitidas en el programa 'Andalucía Directo' de Canal Sur en el marco de un reportaje sobre la seguridad vial en los entornos escolares a raíz del atropello que esta semana le ha costado la vida a una niña de cinco años en Sevilla, muestra cómo las dos motos de los agentes permanecen estacionadas a las puertas de una cafetería situada justo enfrente ante la indignación de varios padres que acudían a recoger a sus hijos a las dos de la tarde.

Justificar su actuación

La reacción en el Ayuntamiento no se ha hecho esperar. Tras ver las imágenes, el Área de Seguridad encargó ayer mismo un informe para aclarar lo sucedido. «Les pediremos que expliquen qué estaban haciendo, ya que no sabemos si prestaron el servicio antes o después; y si de la investigación se desprende que hubo un comportamiento inadecuado se iniciarán los trámites oportunos, que pasarían por la apertura de un expediente disciplinario», confirmaron ayer fuentes municipales, quienes recalcaron que «después de haber preguntado por la actuación de los agentes tanto a la directora como a los miembros del Ampa se constata que hasta ahora no había ninguna queja al respecto». Unas palabras que suscribió a este periódico una representante de la asociación de padres. «No estaban donde debían y es recriminable, pero lo normal es que estén», aseguró.

La presencia policial es habitual en los colegios, aunque su frecuencia varía en función de los problemas de tráfico que se generen en la entrada y salida de cada centro. «En los que entrañan mayor riesgo se controla diariamente, y en los demás vamos alternando», apuntan desde el Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos