Exalcalde de Vélez, imputado por alcoholemia tras golpear la moto de un guardia civil

Antonio Souvirón dio una tasa de 0,39 miligramos después de colisionar con el vehículo del agente, que le había ordenado parar por una infracción

JUAN CANO ,MÁLAGA
Antonio Souvirón, en el fugón de la Benemérita, justo después de dar positivo en la prueba del etilómetro. :: Salvador Salas/
Antonio Souvirón, en el fugón de la Benemérita, justo después de dar positivo en la prueba del etilómetro. :: Salvador Salas

El exalcalde socialista de Vélez-Málaga Antonio Souvirón ha sido imputado por dar positivo en la prueba de alcoholemia tras golpear con su coche la moto de un guardia civil de la Agrupación de Tráfico. El agente, que acudió al hospital por dolores en la espalda, ha sufrido una contractura muscular de pronóstico leve.

Los hechos sucedieron a primera hora de la tarde de ayer en el kilómetro 1 de la carretera MA-20, a la altura del centro de ocio Plaza Mayor. Según ha podido saber SUR, Souvirón, que iba al volante de un Toyota Avensis, adelantó a un motorista de la Benemérita y, al volver al carril derecho, no habría respetado la distancia mínima de seguridad.

Ante esta maniobra, el guardia civil volvió a rebasarlo y, tras encender los dispositivos prioritarios, le indicó que parara el coche. Souvirón detuvo su automóvil en el arcén. El agente hizo lo propio, unos metros más adelante. Fue entonces cuando se produjo la colisión. Al parecer, el vehículo del exalcalde comenzó a moverse muy lentamente por la calzada hasta chocar con la moto, que estaba parada. Al parecer, se distrajo y no accionó el freno.

El turismo golpeó la barra metálica que cubre la parte posterior del vehículo policial. Aunque no llegó a alcanzarle directamente, el guardia civil, que aún no se había bajado de la moto, sufrió la contractura muscular al evitar que el impacto lo tirara al suelo.

Al tratarse de un accidente de tráfico, se avisó al Equipo de Atestados de la Guardia Civil. Los agentes sometieron al exregidor a la prueba de alcoholemia. Dio 0,39 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el máximo permitido para la mayoría de los conductores (excepto profesionales y noveles) es de 0,25.

Aunque la tasa que arrojó no habría llegado por sí sola a ser una infracción penal, fue imputado por un presunto delito contra la seguridad vial (por alcoholemia positiva) debido al siniestro que sufrió al golpear la moto del agente. Será citado en los próximos días para un juicio rápido.

Souvirón, que ocupó la Alcaldía de Vélez-Málaga desde 1996 hasta 2007 , fue nombrado posteriormente delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta en 2008, cargo que desempeñó hasta el año pasado. Este periódico intentó contactar con él, sin éxito, para conocer su versión de lo ocurrido.