La suerte sonríe a Estepona y reparte más de dos millones de euros de la lotería

Diez vecinos resultan agraciados con décimos de un billete del primer premio del sorteo extraordinario Niños de San Ildefonso, el 12.590

SELENE VEGAESTEPONA.

La calle Real de Estepona estuvo ayer concurrida, pero la multitud que se agolpaba en torno a la administración de Loterías y Apuestas del Estado número 1 de la ciudad desconocía que la misma había repartido más de dos millones de euros en premios; se hallaba allí para ver la cabalgata de la feria. Según indicó una trabajadora del negocio, Sonia Martín, se vendió un billete del número 12.590, el primer premio del sorteo extraordinario Niños de San Ildefonso, dotado con dos millones de euros. También se vendió uno del número anterior, el 12.589, premiado con 13.600 euros.

Cada uno de los vecinos que compraron los diez décimos del premio mayor se llevaron 200.000 euros, y los que adquirieron los décimos del número anterior, 1.360 euros. «También se han dado centenas del segundo premio; 1.000 euros repartidos en diez décimos», agregó Martín.

Su padre, Alfonso Martín, ha estado al frente de esta administración medio siglo y ya está retirado, pero ayer fue uno de los primeros en saber la noticia. Le pilló por sorpresa y se alegró mucho. «Aunque no me toque, es un premio importante y viene muy bien a los demás», dijo. Conoce bien el negocio -el cual heredaron sus hijos en 2003- y aseguró que se vendieron todos los décimos porque se trata de un número «abonado», el cual se compra desde hace muchos años.

«Si hubiese sido otro, igual no se habrían vendido todos», agregó su hija, quien señaló que estos décimos suelen tener un coste elevado. Su tatarabuelo fundó en 1904 el negocio con el permiso del Rey Alfonso XXIII, por lo que es uno de los más antiguos de España. Al principio estaba en una casa particular, pero su administración se ubica actualmente en el número 124 de la calle Real. A la misma se acercó ayer una vecina para ver si le había tocado la Primitiva. «¡Qué lastima que yo no haya comprado para el sorteo premiado!», exclamó al conocer la noticia.

Por otra parte, la trabajadora Sonia Martín consideró que el premio está bien repartido y apuntó que los décimos que ella vendió fueron a parar a manos de vecinos humildes que lo necesitaban, pero ninguno quiso hablar sobre su suerte. «Hay alguno que no es de Estepona que también compró», expuso. Por último, explicó que su padre dio 72 premios gordos cuando estaba en activo, entre otros muchos, y que en el año 1985 acumularon hasta los tres primeros premios de la Lotería Nacional. «Mucha gente se ha hecho rica y en alguna ocasión ha caído un regalito, pero poco», comentó. Además de en Estepona, el número fue consignado en administraciones de Vitoria, Alicante, Colunga (Asturias), y Almendralejo y Santa Marta de los Barros (Badajoz).