El jefe de la Policía Local de Torrox, en el banquillo por falsedad documental

José Roque se enfrentará a una petición fiscal de cuatro años de prisión y a una multa de 12.000 euros por usar presuntamente la firma de la alcaldesa

EUGENIO CABEZASTORROX.

La Sección Novena de la Audiencia Provincial de Málaga ha dictado un auto, con fecha de 13 de junio de 2013, en el que ordena la apertura de juicio oral contra el jefe de la Policía Local de Torrox, José Roque, y la exagente del cuerpo Mónica Martínez, por un presunto delito de falsedad documental. La vista oral se ha fijado para el próximo 11 de noviembre, según consta en la documentación a la que ha accedido SUR.

Tanto el actual máximo responsable del cuerpo policial en la localidad axárquica, como esta subordinada que ya no presta sus servicios en el municipio, se enfrentan a una petición fiscal de cuatro años de prisión y a una multa de 12.000 euros, por sendos supuestos delitos de falsificación, tipificados en el artículo 390 del Código Penal, por supuestamente falsificar en el año 2007, utilizando sin su permiso la firma de la ex alcaldesa de IU, Toñi Claros, un título con el objetivo de mejorar el currículo de la agente.

Según recoge el Ministerio Público en su escrito de acusación, tal y como ya publicó este periódico el pasado 20 de noviembre, el 19 de noviembre de 2007, el acusado, «previamente concertado con la acusada, y con la anuencia de ésta, acordaron que él realizara, en su función de director de planes de formación, un documento a modo de certificación expedido en nombre del alcalde, en la cual se hacía constar y se manifestaba como cierto que Mónica Martínez había participado como profesora-ponente, con un total de 58 horas lectivas, en la impartición de contenidos técnicos dentro del plan de formación continua 2006 y 2007 (...), cuando en realidad, dichos cursos no llegaron a impartirse por falta de interés de los profesionales del cuerpo de la Policía Local, y en los planes de 2005 y 2006, no consta ninguna ponencia sobre 'autoprotección y violencia de género', ni la acusada consta como profesora en ninguna de las ponencias o cursos. Dicha certificación fue usada por la acusada para conseguir una plaza en un curso de formación que se celebró en La Rábida (Huelva) en mayo de 2008».