Los cocineros también crean imagen de marca

El Congreso de Márketing Gastronómico reúne en Málaga a reconocidos chefs y profesionales de la hostelería

MARINA MARTÍNEZMÁLAGA.
Jean Marc Colanesi y (abajo) Dani García cerraron ayer la jornada en el Museo Picasso Málaga. ::
                             EDUARDO NIETO/
Jean Marc Colanesi y (abajo) Dani García cerraron ayer la jornada en el Museo Picasso Málaga. :: EDUARDO NIETO

Que Eva Longoria vaya a Calima no es para pasarlo por alto. Dani García lo ha vivido en sus propias carnes. Y no tuvo inconveniente en fotografiarse junto a ella. Para más inri, la actriz colgó la imagen en Twitter. Él, por supuesto, la retuiteó. Inmediatamente, trescientos seguidores más. Cosas como esta han hecho al cocinero malagueño darse cuenta de la importancia que las redes sociales ofrecen para un negocio como los que él tiene en Marbella, Málaga y, desde hace mes y medio, también en Nueva York. No puede mirar para otro lado el mundo de la restauración. De todo ello y de las fórmulas para mejorar la gestión y modernizarse se habló ayer en el auditorio del Museo Picasso Málaga con motivo del Congreso de Márketing Gastronómico, que reunió durante toda la jornada en Málaga a reconocidos chefs y profesionales del mundo de la hostelería.

Rafa Prades explicó su experiencia como cofundador de Gastronómadas y colaborador en cocina.es; Álvaro Prado (Numberting) demostró que es posible hacer márketing en un restaurante; Daniel Iglesias, consultor de social media branding en soyunamarca.com, habló de gastro branding y storytelling en redes sociales; Pepe Montoro aportó su experiencia en haztuwebmovil.es; José Alberto Callejo, director de márketing y relaciones públicas del grupo Doña Francisquita, propuso algunas acciones para 'tiempos complicados', como la mesa redonda que protagonizaron el chef malagueño José Carlos García; el fundador de El Pimpi, José Cobos; Diego del Río (restaurante El Lago) o José Maldonado (Pepekitchen).

Claves para dejarse ver

Otro tema que se puso sobre la mesa fue el de cómo conseguir que un restaurante tenga repercusión mediática. En torno a ello reflexionaron la directora de Aires News Comunicación, Isabel Aires; la periodista Yanet Acosta, fundadora del Master de la Universidad Complutense de Periodismo Gastronómico; o la periodista gastronómica Mar Romero. Al igual que Jean Marc Colanesi. El profesor de ESIC ofreció varias claves, pero dejó algo claro: «O tienes marca o eres invisible». Colanesi no mostró duda alguna en que la marca ofrece rentabilidad. «Si no, eres del montón y haces más de lo mismo», puntualizó el profesor, convencido de que el cliente de lujo busca autenticidad y por eso apostó por tratarlo «de forma exclusiva» si se quiere crecer en el negocio e incluso entrar en la liga de las estrellas. «Quien está en la 'Guía Michelin' es como un diseñador de Chanel, tiene que buscar el lujo, la creatividad y la innovación», apuntó, defendiendo la idea de crear submarcas para rentabilizar la «galaxia» del modelo de negocio.

Modelo de negocio

Algo así es lo que tiene Dani García. En torno a su restaurante de dos estrellas Michelin Calima ha ido construyendo una serie de satélites como Milmilagros o los gemelos Manzanilla en Málaga y Manhattan. Pero también en torno a ellos ha ido tejiendo una imagen de marca casi sin pensarlo. Desde que empezara a despuntar en Ronda. «Quieres negarte a creer que eres una marca, pero te das cuenta de que lo eres y tienes que darle contenido», reconoció el chef marbellí, muy volcado con las redes sociales. Cree que es una buena herramienta, pero siempre que se utilicen con sentido común.

Más de una vez se ha visto reflejado en su trabajo. Como aquella ocasión en la que aceptó la propuesta de los tuiteros e hizo su versión del típico campero malagueño. «El objetivo es ser tú mismo», advirtió Dani García, para quien la restauración está especialmente expuesta a la crítica ya que, a su juicio, «todo el mundo sabe cocinar y todo el mundo opina».

Por eso sus claves son «no aburrir» y «ser natural». Para prueba, la charla con la que cerraba ayer el congreso. Un divertido repaso por su experiencia en las redes sociales y su nueva aventura estadounidense. ¿Por qué Nueva York? Solo sabe responder con otra pregunta: «¿Y por qué no?».