Isofotón recibió 8,4 millones de la Junta el pasado julio con la condición de mantener el empleo

La delegada de Economía afirma que el Gobierno andaluz «no va a interferir hasta que empresa y trabajadores lleguen a un acuerdo» sobre el ERE

NURIA TRIGUERO NTRIGUERO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Planta de Isofotón en el PTA. ::
                             ANTONIO SALAS/
Planta de Isofotón en el PTA. :: ANTONIO SALAS

Una de las dos principales condiciones que puso la Junta de Andalucía para conceder un préstamo de 8,4 millones de euros a Isofotón hace ocho meses no se ha cumplido todavía, mientras que la otra va camino de incumplirse. Y es que el dinero estaba destinado a cofinanciar una nueva línea de producción con tecnología de Samsung que se iba a empezar a implantar en 2012 pero que, según ha reconocido la empresa, se ha retrasado al menos hasta noviembre de este año. El otro requisito de ese crédito, que no era otro que el mantenimiento del empleo, choca frontalmente con el ERE para 380 trabajadores (el 60% de su plantilla) presentado el lunes por Isofotón.

La delegada de Innovación, Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Marta Rueda, reconocía ayer que las «ayudas reembolsables» de la Junta «siempre van ligadas al mantenimiento de los puestos de trabajo». Sin embargo, descartó que el gobierno andaluz vaya a presionar a Isofotón con este argumento para evitar despidos. «No vamos a interferir ni para bien ni para mal hasta que se pongan de acuerdo empresa y trabajadores, que son los que tienen que negociar el ERE», afirmó.

La posibilidad de exigir a Isofotón la devolución anticipada del préstamo tampoco está en los planes inmediatos de la Junta. «Primero hay que esperar a que se produzca la negociación del ERE y, una vez veamos en qué queda, encargaremos un informe a nuestros servicios jurídicos para ver qué opciones hay en relación a las ayudas concedidas», explicó Rueda, que añadió que de esas opciones «se elegirá la que sea menos dañina para los trabajadores». La delegada se mostró esperanzada en que la postura de la empresa se vaya suavizando en la negociación y se «minimice» el número de despidos.

20 millones en ayudas

Desde que compraron Isofotón en 2010, los actuales dueños de Isofotón (el consorcio formado por Affirma y Toptec) se han beneficiado de distintos tipos de apoyos públicos por valor de más de 20 millones de euros. Así, nada más aterrizar en la compañía recibieron un aval de la Junta de 12 millones, al que se sumó la prórroga de otro de 5 millones otorgado un año antes y el ya citado crédito.

Los responsables de Isofotón no quisieron ayer entrar a valorar el compromiso de mantenimiento del empleo que asumieron al aceptar la ayuda de la Junta y se limitaron a anunciar que devolverán el dinero «en los plazos que se pactaron». Tampoco concretaron si los 8,4 millones de euros que recibieron hace ocho meses se están reservando para la implantación de la línea de fabricación de paneles solares de nueva generación. Esta actuación estaba presupuestada en casi 50 millones de euros, de los que 40 iban a ser prestados por Samsung -a su vez suministradora de la tecnología necesaria- y el resto corresponde al crédito de la Junta.

Marta Rueda anunció ayer, por otra parte, que el ERE de Isofotón no va a estar supervisado por la delegación provincial, sino desde Sevilla por la Dirección de Relaciones Laborales. Esto es debido a que el expediente «afecta también a algunos trabajadores de Isofotón en Madrid». El próximo miércoles, el director de Relaciones Laborales, Javier Castro, se reunirá en Málaga con el comité de empresa. Un día antes está prevista la primera reunión entre la compañía y los representantes sindicales para la negociación del ERE.