Marbella renueva su apuesta por los cruceros pese a la incertidumbre sobre La Bajadilla

Responsables turísticos de la ciudad cierran en Fitur dos acuerdos para colocar al municipio en el mapa de las compañías de lujo que trabajan en el sector

MARBELLA.
Crucero fondeado frente a la costa de Marbella y visible desde una de las playas del casco urbano. :: josele-lanza/
Crucero fondeado frente a la costa de Marbella y visible desde una de las playas del casco urbano. :: josele-lanza

La estampa se repite cada cierto tiempo, aunque acapara la atención social y mediática cada vez que sucede. Barcazas de compañías como Hapag Lloyd o Celebrity Cruises, entre otras, fondean frente a la costa de Marbella en un encuentro fugaz para fastidio del tejido empresarial. En el mejor de los casos los pasajeros que hacen escala en aguas marbellíes solo pueden poner un pie en la ciudad mediante lanchas, operación que se lleva a cabo únicamente con el mar en calma. No obstante, los responsables turísticos del municipio saben del valor estratégico de este mercado y se resisten a perder comba. Pese a que el desarrollo portuario de La Bajadilla, que abriría la puerta a la entrada de buques de eslora media, está en el aire, la delegación marbellí ha vuelto de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) con dos contactos en la cartera para que la ciudad no zozobre en su intención de atraer a los turistas que viajan en crucero.

Recién llegado de Madrid, el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Marbella, José Luis Hernández, hizo balance ayer de los acuerdos alcanzados. Entre ellos, destaca la reunión mantenida con responsables de BC Tours, empresa dedicada a la organización de actividades para el crucerista.

La firma, que ostenta un papel de liderazgo en el Mediterráneo, se centra en la planificación de los desembarcos, por lo que se han barajado distintas opciones para desarrollar a corto plazo: desde la planificación de visitas por el casco antiguo de Marbella hasta la posibilidad de organizar actividades comerciales específicas para los viajeros en algunas de las muchas boutiques de postín que se reparten por el término municipal. «El objetivo es que tanto las empresas navieras como las empresas organizadoras de actividades para cruceros se sientan especialmente cómodas y atendidas a la hora de hacer su trabajo», destacó Hernández, quien precisó que la expansión de la actividad comercial de la ciudad en el ámbito del turismo de cruceros es uno de los hitos a desarrollar en 2013.

Pensando en el futuro

Sin entrar en detalles, el edil adelantó a SUR que durante la feria se ha mantenido asimismo una reunión con responsables de Cruceros Royal Caribbean con el objetivo de avanzar cara al futuro en la recepción de buques, particularmente de lujo.

Un encuentro curioso si se tiene en cuenta que la falta de información sobre las intenciones del jeque Al-Thani acrecientan día a día las dudas sobre la continuidad de la ampliación de La Bajadilla.

De momento, y mientras la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha anunciado que recurre a la vía diplomática para intentar salvar el proyecto, la costa de Marbella seguirá siendo escala incómoda para estos hoteles flotantes.

El próximo titán que recalará en aguas marbellíes será el crucero 'The World', considerado uno de los más lujosos del mundo. La embarcación, que recibe el sobrenombre de 'el barco de los millonarios', mostrará en la costa su imponente perfil de 12 plantas antes del verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos