Consigue la invalidez permanente

ESTHER ARROYO.
Esther Arroyo. ::
                             CORDON PRESS/
Esther Arroyo. :: CORDON PRESS

Un tribunal ha dado la razón a Esther Arroyo tras una larga lucha. Su vida dio un giro inesperado en 2008 cuando sufrió un accidente de tráfico. Iba acompañada por su marido, su amiga Ana Torroja y otro amigo, que murió en el acto. El siniestro hundió su carrera y le provocó graves secuelas físicas, cojera, muletas y una pierna llena de cicatrices. Además, se vio condenada a «malvender» su casa.