Vélez inicia el expediente para vender las unidades del tranvía en Australia

El alcalde lamenta que la Junta no quiera cumplir sus compromisos y dice que el alquiler de los trenes es la solución menos mala

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.
El tranvía de Vélez, que fue el primero de Andalucía, se encuentra fuera de servicio en las cocheras desde el pasado 4 de junio. :: Sur/
El tranvía de Vélez, que fue el primero de Andalucía, se encuentra fuera de servicio en las cocheras desde el pasado 4 de junio. :: Sur

Nueva vuelta de tuerca del alcalde de Vélez, el popular Francisco Delgado Bonilla, a la Junta de Andalucía para lograr que el Gobierno andaluz acuerde su participación en el sostenimiento del transporte urbano de la localidad y de manera especial del tranvía, paralizado desde el pasado 4 de junio. Delgado ordenó ayer a los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento iniciar el expediente para alquilar o vender los tres convoyes del tranvía a la ciudad australiana de Sydney, después de que el delegado de Gobierno de la Junta, José Luis Ruiz Espejo, declarara que la financiación del sistema público de transporte veleño no es competencia de la Comunidad Autónoma, el mismo discurso que ha venido manteniendo la Administración regional desde que el regidor acodará el pasado año suspender el servicio.

«Es un insulto a la inteligencia que el delegado provincial del Gobierno venga ahora diciendo que al ser Vélez un municipio de más de 50.000 habitantes la financiación del transporte corresponde al Estado. Insistimos en que lo único que queremos es que la Junta cumpla sus compromisos y se haga cargo del 50% del déficit», declaró el regidor veleño.

Delgado explicó que el Ayuntamiento tiene una oferta sobre la mesa desde el pasado mes de octubre para alquilar, a través de la empresa fabricante Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), los tres trenes de los que dispone el municipio a la ciudad de Sydney (Australia). «Entendemos que dado que la Junta no quiere asumir sus compromisos lo mejor es aceptar este ofrecimiento y alquilar las unidades, lo cual nos permitirá rebajar la tarifa técnica. Además paradas, que es como están, lo único que hacen es perder valor. Eso sí, lo que vamos a intentar es que sea alquiler con opción a compra», explicó Delgado.

Aunque parado, el Ayuntamiento tiene que seguir pagando las unidades del tranvía. De hecho, de los 1,84 euros de tarifa técnica (se establece en base al coste real de cada viaje), 0,45 son para pagar los convoyes, cuya compra supuso en su momento casi siete millones de euros de inversión.

«Si llegamos a un acuerdo con Sydney a través de CAF, para alquilar o vender las unidades, eso no significar que no se pueda volver a poner en servicio el tranvía. Lo que se haría es comprar otros convoyes más pequeños del tipo de los que fabrican Skoda y Alstom», afirmó el edil, que insistió en que esta operación será la menos mala, ya que permitirá darle una salida a un material que si no se utiliza se deteriorará cada vez más, a la vez que irá perdiendo valor.