Luz verde a la mejora de los regadíos de la margen derecha del río Vélez

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente invertirá 15,3 millones de euros en este proyecto en 2013

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

Espaldarazo del Gobierno al proyecto para la consolidación de los regadíos en la margen derecha del río Vélez. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, invertirá 243.630.000 euros en obras de modernización y consolidación de regadíos en la Comunidad Autónoma de Andalucía, que se llevarán a cabo a partir de 2013. De esta cantidad, 15.33 millones de euros serán para la modernización de los regadíos del plan Guaro, o lo que es lo mismo la consolidación de los regadíos de la margen derecha del río Vélez. Esta actuación permitirá garantizar los regadíos a unas 3.200 hectáreas de suelo agrícola, beneficiando a unos 5.000 agricultores de seis municipios.

La inversión anunciada por el Ministerio de Agricultura es fruto del convenio de colaboración suscrito entre el Ministerio y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) que el Consejo de Ministros autorizó el pasado 30 de noviembre.

En el se establecen los criterios generales de actuación de la Sociedad, en relación con la promoción, contratación y explotación de estas obras, declaradas de interés general y cuya ejecución es encargada por el Ministerio a la Sociedad Estatal, en concurrencia con las comunidades de regantes y con las comunidades autónomas correspondientes. En Andalucía se ejecutarán 27 proyectos en las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla.

En la provincia malagueña, además del proyecto de mejora de los regadíos del plan Guaro, con 15,3 millones, está prevista otra actuación en al comunidad de regantes Acequias de Guadalhorce (Balsas), por un importe de tres millones de euros.

El proyecto de mejora y consolidación de los regadíos de la margen derecha del río Vélez contempla entre otras actuaciones la construcción de dos balsas con capacidad para 220.000 metros cúbicos de agua destinadas al almacenamiento y mezcla de las aguas procedentes del embalse de La Viñuela, la EDAR de Vélez a través de dos tuberías de impulsión y otra procedente de las captaciones y pozos que se surten del acuífero del río Vélez. Asimismo contempla la realización de casi 10 kilómetros de conducciones que recorrerán los sectores VI, VII y VIII, que son los que abarcan la margen derecha.

Los agricultores y regantes de esta zona llevan años esperando como agua de mayo la ejecución de la obras, para competir en pie de igual con la margen izquierda, que cuenta desde la mitad de los años 90 con la infraestructura que les permite recibir agua del pantano de La Viñuela para regadío.