Principio de acuerdo para desconvocar la huelga de basuras en Rincón de la Victoria

Los trabajadores votarán hoy en asamblea si aceptan renunciar a la subida del 12,5% que recogía un documento firmado en enero de 2011

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
Contenedores, repletos ayer de basura en la avenida principal. ::
                             E. C./
Contenedores, repletos ayer de basura en la avenida principal. :: E. C.

El Ayuntamiento, el socio privado (FCC), y dos de los tres sindicatos con representación en el comité de la Empresa Mixta de Medio Ambiente de Rincón de la Victoria (EMMSA), CC OO y UGT, han alcanzado esta madrugada un principio de acuerdo para poner fin a la huelga indefinida de limpieza y recogida de basuras que se inició el pasado lunes, en protesta por la falta de consenso sobre el convenio colectivo y las condiciones económicas y socio-laborales para los próximos años.

Así, el preacuerdo suscrito, al que no se ha sumado la CGT y que hoy deberá ser ratificado por la asamblea de trabajadores que tendrá lugar a las 13.00 horas en las instalaciones de la EMMSA en el 'punto-limpio', recoge que los empleados renuncian a seguir reivindicando una subida salarial del 12,5%, la correspondiente al documento suscrito en enero de 2011, bajo el mandato del bipartito de PSOE y PSIRV, por el cual la plantilla de EMMSA aceptó rebajarse el sueldo en un 5% y una congelación posterior, a cambio de que no se despidiera entonces a 22 trabajadores, un texto en el que se recogía que, a partir del 1 de enero de 2012, las tablas salariales volverían a ser las anteriores. Cumplir este acuerdo le costaría al Ayuntamiento unos 800.000 euros.

A cambio, los dos sindicatos que sí apoyan el acuerdo, CC OO y UGT, han conseguido que la bolsa de nueve trabajadores eventuales que existe pasen a ser indefinidos. En cuanto a los sueldos, se mantendrán congelados hasta 2015 y se garantiza la estabilidad de los 144 trabajadores de la plantilla de la empresa.

Asimismo, en el preacuerdo alcanzado esta madrugada, se contempla que la ampliación de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales, se hará añadiéndole 15 minutos a la entrada y a la salida de cada turno, además de sumar tres horas semanales de trabajo más, que fijará la empresa en función de las necesidades.

CGT no apoya el preacuerdo

Por último, otro de los aspectos recogidos en el preacuerdo alcanzado, que hoy deberán ratificar los trabajadores, y que en caso de contar con el apoyo mayoritario de la plantilla supondrá la desconvocatoria inmediata de la huelga indefinida, se refiere a la normativa sobre incapacidad temporal, que establecerá una reducción al 75% del salario en los primeros tres días de baja, para combatir el absentismo laboral. Sin embargo, a partir del mes de baja, el sueldo seguirá siendo el 100%.

«Soy partidario de seguir luchando, renunciamos a mucho si firmamos esto, hemos sacrificado demasiado», manifestó a SUR el representante de la CGT, José Enrique Gómez.