Concluye sin acuerdo la primera reunión después de tres días de huelga de limpieza en Rincón

Los sindicatos trasladarán hoy por escrito sus demandas, pero el Ayuntamiento les reitera que no puede cumplirlas

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
Los trabajadores de la EMMSA se concentraron ayer por tercer día consecutivo.:: Salvador Salas/
Los trabajadores de la EMMSA se concentraron ayer por tercer día consecutivo.:: Salvador Salas

El conflicto por la huelga indefinida de limpieza en Rincón de la Victoria dio ayer un giro después de tres días de paro, al producirse la primera reunión entre las partes, por un lado, los sindicatos con representación en el comité de la Empresa Mixta de Medio Ambiente (EMMSA), CC OO, UGT y CGT, y por otro el Ayuntamiento, junto al socio privado, FCC. El encuentro acabó sin ningún de tipo de acuerdo que permita vislumbrar un final rápido de las protestas, aunque sí sirvió para que ambas partes expusieran sus demandas y posturas cara a cara.

Así, y como detonante fundamental del conflicto, por un lado, los sindicatos insistieron en reclamar al Ayuntamiento que se cumplan los acuerdos firmados en enero de 2011, bajo el mandato del bipartito de PSOE y PSIRV, con la socialista Encarnación Anaya en la Alcaldía, cuando la plantilla aceptó reducirse el sueldo en un 5% y la congelación salarial para evitar el despido de una veintena de trabajadores. «Cumplir este acuerdo le supondría al Ayuntamiento 800.000 euros solo en este año 2012, y esto es algo que en estos momentos de crisis, con la delicada situación financiera por la que atraviesan las arcas municipales, no podemos asumir en absoluto», manifestó ayer a SUR el alcalde accidental, Antonio Manuel Rando (PP).

«Una bomba de relojería»

«Lo que nos proponen desde los sindicatos es que no lo paguemos ahora, sino que nos comprometamos a hacerlo dentro de dos, tres, cuatro o cinco años, y esto es algo que tampoco podemos asumir, porque si la situación es complicada ahora a finales de 2012, todo indica que será mucho peor en 2013, y además la concesión de la empresa de limpieza acaba en marzo de 2015, por lo que lo que no podemos hacer tampoco es hacer como hizo el anterior equipo de gobierno, dejarnos una bomba de relojería para dentro de cuatro años», argumentó Rando.

El alcalde accidental detalló que el Ayuntamiento está tratando de negociar una rebaja del canon que se paga a la EMMSA, de 8,1 millones de euros al año, «pero sin repercutir en los sueldos ni en la estabilidad de la plantilla, que están garantizadas», matizó. «Les hemos reiterado nuestra oferta de mantener a todos los trabajadores fijos y de congelarles el sueldo hasta 2015. Esto es lo único que es asumible y viable económicamente para el Ayuntamiento en estos momentos», apuntó.

Respecto a otra de las cuestiones que ha desencadenado esta huelga indefinida de limpieza, la intención de la empresa de ampliar la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales, por medio de una bolsa de horas, lo que según los sindicatos les supondría tener que trabajar unos 16 días más al año, Rando explicó que esto es «revisable». «Podemos llegar a un término medio, ampliando media hora más al día cada turno, o haciendo una bolsa de horas por semanas, por ejemplo para trabajar más el día que hay mercadillo», consideró.

En todo caso, el alcalde accidental insistió en que están «abiertos a recibir por escrito las propuestas y peticiones de los sindicatos», tal y como acordaron en la reunión de ayer. Así, el representante de CC OO, Francisco Romero, confirmó que hoy tienen previsto entregar en el Ayuntamiento un escrito con sus demandas, aunque avanzó que «parece que no las conocen, cuando ya las han podido leer y oír en los medios de comunicación», matizó.

El líder sindical insistió en que no piden un aumento salarial, «sino que cumplan con lo firmado en 2011, que nos reconozcan que nos deben ese dinero». Sobre el aumento de la jornada laboral a 37,5 horas, «lo rechazamos porque no somos funcionarios, al igual que el decreto sobre bajas por enfermedad. Romero informó de que la empresa ha expedientado a dos trabajadores por negarse a hacer horas extra en un turno de servicios mínimos, unos hechos que van a poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo. La recogida de basuras siguen haciéndose con escolta policial, y tras tres días de huelga ya se notan los efectos en las calles, con numerosos contenedores repletos. Así, de unos 180.000 kilos de basuras que deberían haberse recogido en estas tres jornadas, apenas se han retirado 50.000.

Por su parte, los portavoces de PSOE e IU, Encarnación Anaya y Pedro Fernández Ibar, respectivamente, insistieron en que es «el momento» de municipalizar la EMMSA.