Rincón atribuye a sabotajes los actos vandálicos en la primera jornada de la huelga de limpieza

El alcalde solicita a la Subdelegación más seguridad y 'calienta' el conflicto publicando los sueldos de los empleados de EMMSA

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
Los trabajadores de limpieza se concentraron ante el Consistorio toda la mañana. :: E. C./
Los trabajadores de limpieza se concentraron ante el Consistorio toda la mañana. :: E. C.

Dos contenedores de papel quemados, el sabotaje de dos camiones mediante la manipulación de su sistema hidráulico y la rotura de la luna de uno de ellos con una piedra, centros escolares en los que se habían esparcido latas de pintura, yeso y cristales, papeleras volcadas en el paseo marítimo, y contenedores girados y en mitad de las calles para impedir su recogida. Estas fueron algunas de las estampas en forma de actos vandálicos y sabotajes que se sucedieron en la madrugada de ayer, en la primera jornada de la huelga indefinida de la limpieza convocada por los tres sindicatos con representación en el comité de la empresa, EMMSA, en Rincón de la Victoria, CC OO, UGT y CGT.

El alcalde, Francisco Salado (PP), aseguró que se trata de unos hechos «lamentables, que demuestran una actitud antidemocrática, como ya se viene manifestando desde la última asamblea de trabajadores». «Los sindicatos no están cumpliendo con lo acordado para que el derecho a la huelga de los trabajadores se lleve a cabo con normalidad», manifestó.

El regidor anunció que han pedido un refuerzo en la vigilancia y en la seguridad del municipio a la Subdelegación del Gobierno, al tiempo que destacó que todos los hechos y actos vandálicos acontecidos, que atribuyó a «sabotajes de los huelguistas», ya han sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil y de la Policía Local, que están investigándolos para localizar a sus autores.

Pintura y cristales en colegios

El alcalde fue muy crítico con la actitud de los sindicatos, al tiempo que 'contraatacó' y calentó aún más el conflicto laboral haciendo pública, a través del perfil oficial del Ayuntamiento en la red social Facebook, la tabla salarial de la plantilla de la EMMSA, cuyos sueldos oscilan entre los 19.000 y los 44.000 euros, «unas cantidades que están muy bien para estos tiempos que corren y que ya quisieran muchos para sí», dijo.

El regidor denunció especialmente los hechos acaecidos en los colegios Laza Palacio, Parque Victoria, Gregorio Marañón, Martín Gaite y Josefina Aldecoa, donde de madrugada se esparcieron latas de pintura, yeso y cristales. «Una huelga no da derecho a atentar contra la seguridad y la salud de los vecinos, y mucho menos de los escolares, ni contra el patrimonio público. No todo vale para que los trabajadores reivindiquen derechos», dijo.

El conflicto desatado a raíz de la falta de entendimiento entre el Ayuntamiento y el socio privado, FCC, con los representantes sindicales, acerca de las condiciones laborales de la plantilla, compuesta por 144 trabajadores, arrancó en la primera jornada con una gran tensión y un panorama que está convirtiendo a las calles y plazas del municipio en auténticos vertederos, pues en la primera jornada, apenas se pudieron recoger un centenar de los 600 contenedores de basuras que hay repartidos por los cuatro núcleos.

Así, las versiones acerca del grado de cumplimiento de los servicios mínimos fijados por la Junta de Andalucía fueron diametralmente opuestas entre las partes, y ambas se acusaron de incumplir lo estipulado por la Delegación Provincial de Empleo, con un 30% en la recogida de contenedores y la limpieza viaria y un 100% en los centros de salud, además de un operario por cada colegio.

«La huelga está siendo boicoteada por el propio Ayuntamiento, al permitir que FCC esté contratando a trabajadores para que realicen el trabajo de los huelguistas y obligando a los que están cubriendo los servicios mínimos a realizar tareas que no les corresponden», aseguró el representante de CC OO, Francisco Romero, quien cifró el seguimiento de la huelga en un 100%, al tiempo que desligó a los trabajadores «de cualquier tipo de acto vandálico».

En cuanto al fondo de la protesta, desde los sindicatos aseguraron que los trabajadores «son conscientes» de la delicada situación de las arcas municipales, pero dejaron claro que la huelga no se va a desconvocar «hasta que este Consistorio respete las condiciones y derechos laborales que hemos tenido hasta el momento», en alusión al acuerdo adoptado en 2011 por el cual a partir de 2013 se recuperaría el poder adquisitivo perdido en estos dos años, del 12,5%.

La ex alcaldesa y portavoz del PSOE, Encarnación Anaya, abogó por municipalizar EMMSA. Salado se preguntó porqué no tomó esta decisión en sus años de gobierno y criticó que la situación actual «es el resultado de su gestión». «Nos dejó una auténtica bomba de relojería», manifestó.