Rincón de la Victoria vivirá desde el lunes su primera huelga indefinida de limpieza

La reunión de ayer en el Sercla entre los sindicatos y la empresa acabó sin acuerdo sobre las condiciones laborales y económicas para 2013

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.

Si una decisión de ultima hora no lo remedia, a partir de las 00.00 horas de mañana, Rincón de la Victoria se enfrenta a su primera huelga indefinida en el servicio de limpieza y recogida de basuras, después de que la última reunión celebrada ayer en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla), terminara sin acuerdo entre las partes afectadas, los sindicatos (CC OO, UGT y CGT) y el socio privado, FCC, junto con el Ayuntamiento, en la Empresa de Medio Ambiente (EMMSA).

Las posturas siguen muy enfrentadas, y por un lado los sindicatos insisten en que no se están cumpliendo los acuerdos adoptados en la anterior legislatura, cuando se firmó que a partir del 1 de enero de 2013 se recuperaría el poder adquisitivo. Desde CC OO, CGT y UGT insistieron en que «no estamos pidiendo un aumento de sueldos, sino que se nos reconozca que se nos debe ese dinero y que nos digan si se nos va a pagar algún día, cuándo y cómo», manifestó el representante de la CGT, José Enrique Gómez, quien lamentó la «irresponsabilidad» del alcalde, Francisco Salado (PP), al delegar en su concejal del área, Sergio Díaz, «quien no ha venido a negociar nada», matizó.

Por su parte, el edil lamentó la «falta de responsabilidad» de los sindicatos, «que están pidiendo algo que saben que no podemos cumplir, porque ya nos cuesta una barbaridad encontrar el dinero para pagarle el canon de 8,1 millones a la empresa al año», dijo. «Confío en que no se lleve a cabo la huelga», añadió Díaz, quien reiteró la oferta de congelación salarial y estabilidad laboral.

Servicios mínimos del 30%

Las otras dos cuestiones que han provocado la huelga son la ampliación de jornada de 35 a 37,5 horas, creando una bolsa de horas, lo que supondría 16 días más de trabajo al año, según CC OO; y la normativa sobre bajas, que reduce el sueldo al 75% a partir del mes. Los servicios mínimos fijados por la Junta serán del 30%, con dos camiones de recogida, frente a los seis habituales, 15 barrenderos y un limpiador por centro educativo.