Una empresa de Vélez ofrece catas de vino a domicilio

La iniciativa empresarial combina las enseñanzas sobre los caldos malagueños con la venta de accesorios

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

La idea de Tupperwine Online, que es como se denomina la empresa, es bien sencilla. Realizar catas de vino a domicilio y ofrecer la venta de una selecta gama de vinos, además de una amplia variedad de productos y accesorios. La novedad es que sus promotores, Iván Oliva y la sumiller Susana Martín, ofrecen catas alejadas de los clichés que rodean al mundo del vino, con la intención de imprimir un aire desenfadado, dinámico y más cercano.

«Lo que hacemos es fusionar las catas que realizamos a domicilio con las técnicas de venta 'tupperware', ya que solemos terminar con una reunión en la que ofrecemos todo un amplio surtido de accesorios, desde botellas a estuches, pasando por decantadores, copas, sacacorchos o cubiteras», señala Oliva.

«Las catas suelen ser demasiado serias y estiradas, por eso lo que nosotros ofrecemos es algo más desenfadado, pero sin restarle importancia. Lo que queremos es que la gente aprenda a valorar y conocer las características de los vinos haciendo las catas más participativas», explica Martín.

La empresa ofrece tres tipos de catas diferentes. Una cata 'divertida', que dura entre una hora y media y dos horas, en la que lo que se pretende es mostrar las características y propiedades de cada uno de vinos, con juegos de aromas y consejos útiles, cuyo precio es de 12 euros por persona. También está la cata 'formativa', pensada para aquellos que quieren conocer más de cerca el mundo del vino y sus secretos, que incluye un recorrido por toda la vida del vino. «El precio por persona es de 20 euros y tiene una duración de unas tres horas, por lo que se trata de un mini curso en toda regla», señala Oliva.

La última es la denominada 'premium', pensada para los paladares más exclusivos y para la que se cuenta con una selección de vinos de alta gama, reservas y grandes reservas. Su precio es de 30 euros por persona e incluye un catering de canapés, según Oliva.

Algo que caracteriza a esta empresa es que para las catas utiliza en su mayoría vino elaborados en Málaga, desde tintos, pasando por blancos, rosados, dulces y naturalmente dulces, entre otros. «Creemos que Málaga tiene magníficos vinos que hay que potenciar y esa es nuestra apuesta», señala Martín.

La empresa, que lleva sólo dos semana funcionando, cuenta con su propia web (tupperwineonline.com), donde figura su oferta de catas y de accesorios para el vino.