Uno de cada cuatro locales comerciales en Vélez carece de actividad por la crisis

Un estudio del colectivo de comerciantes señala que en los dos últimos años han cerrado hasta 12 oficinas de entidades bancarias en la ciudad

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

Se trata de los peores datos de la historia del municipio. El 25 por ciento de los locales comerciales que existen en las principales calles de Vélez se encuentran cerrados a cal y canto como consecuencia de la crisis económica. Esto significa que uno de cada cuatro locales existentes en el centro de la ciudad veleña carece de actividad, según un estudio elaborado por la asociación de comerciantes y empresarios de Vélez (ACEV).

El informe redactado por el colectivo contabiliza un total de 200 locales ubicados en las principales calles comerciales de la ciudad, sin incluir los existentes en el ámbito de la Villa, donde el Ayuntamiento desarrolla un programa especial que tiene como finalidad la rehabilitación integral de la antigua ciudad árabe. De estos 200, una cuarta parte (unos 50) carece de actividad y por consiguiente llevan meses e incluso años con el cartel de «se alquila» o «se vende».

El estudio desvela que una parte destacada de los locales que han dejado de tener actividad corresponden a antiguas oficinas de entidades bancarias que han ido cerrando. Sólo en los dos últimos años han cerrado sus puertas en la ciudad veleña una docena de bancos, la mayoría de ellos en pleno centro.

Las zonas más afectadas por el cierre de comercios con la avenida Vivar Téllez, en la entrada de Vélez; la calle Lope de Vega, en el casco antiguo de la ciudad, y la céntrica calle Canalejas. El estudio indica además que la mayoría de los locales comerciales que permanecen cerrados tienen una superficie superior a los 200 metros cuadrados. Los más pequeños en cambio duran menos tiempo cerrados.

La zona más disputada comercialmente y donde los locales sin actividad por el cierre vuelven a reabrir casi de manera inmediata es la del Camino Viejo de Málaga. Una situación similar se produce en Reñidero, Juan Barranquero, Adeodato Altamirano y Canalejas.

La asociación de empresarios de Vélez realizó en 2007 un estudio similar según el cual el cierre de locales en las principales calles comerciales de la localidad afectaba entonces sólo al 18%.