Borja Castellano debuta en la novela con el secreto de 'La vida epifita'

SURMÁLAGA.

Dolor, esperanza, pasión, lealtad, verdades y mentiras... De todo hay en 'La vida epifita' (Ediciones Atlantis), título con el que Borja Castellano (Madrid, 1979) debuta en la novela y que ayer presentaba en la librería Luces de la mano del director del Instituto Municipal del Libro (IML), Alfredo Taján. Para esta primera obra, el autor madrileño ha elegido la historia de una pareja que esconde un misterioso secreto.

El Conde y Cecilia son los protagonistas de esta novela en la que juega con la existencia vital de las plantas epifitas, esas que requieren de otras para vivir. Castellano lo traslada al ser humano: «Más allá de una comparación biológica, es una metáfora de la relación entre los personajes, que están unidos entre ellos en una necesaria interacción vital, pero sin ser capaces de enraizar». Es la consecuencia de ese secreto que se interpone entre ellos. Y todo a partir de una sorprendente velada en una casa aislada al sur de Ulloa.

Borja Castellano es licenciado en Administración y Dirección de Empresas y MBA por el IESE. Su trabajo, relacionado durante años con el comercio internacional y la gestión cultural, le ha llevado a vivir en diferentes ciudades (Madrid, Bruselas, Seúl y Málaga) y a viajar por decenas de lugares y países. Eterno lector, ya tiene en «fase de reposo» una segunda novela. «Mis planes son escribir cada día un poco mejor, leer cada día un poco más y que escribo sea suficientemente útil e interesante como para que vea la luz», reconoce.