Los sindicatos formalizan la convocatoria de huelga en el servicio de limpieza de Rincón

CGT, CC OO y UGT dicen que la plantilla «no tiene garantizada la estabilidad laboral ni salarial» y piden al Consistorio que cumpla sus compromisos

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
La huelga en la recogida de basuras empezará el 17 de diciembre. :: E. C../
La huelga en la recogida de basuras empezará el 17 de diciembre. :: E. C..

El conflicto entre los sindicatos y los responsables de la Empresa Mixta de Medio Ambiente de Rincón de la Victoria (EMMSA) vuelve a traducirse en una convocatoria oficial de huelga, a partir de las 00.00 horas del próximo 17 de diciembre, después de que antes del pasado verano ya se desactivara una primera, tras los acuerdos suscritos entre ambas partes, unos documentos que los representantes de los trabajadores denuncian que no se han cumplido «en absoluto».

Así, el responsable de CC OO en el comité de empresa, Francisco Romero, dijo ayer a SUR que la última propuesta de la empresa pasa por la congelación salarial para 2013, «pero no dicen nada sobre el documento firmado en enero del 2011 por el que se comprometían a recuperar el poder adquisitivo perdido en los dos últimos años», matizó. Según sus cálculos, la pérdida de sueldo de la plantilla ha rondado el 12,5%.

Asimismo, el líder de CC OO se quejó de que el socio privado, FCC, y el Ayuntamiento quieren imponer la jornada de 37,5 horas semanales, «de manera unilateral», lo que supondría 13 días más de trabajo al año. En tercer lugar, Romero citó el cambio normativo relacionado con las bajas e incapacidades, lo que supone rebajas del 25% del sueldo a partir de los 30 días sin acudir al puesto de trabajo, «cuando la empresa cobra el mismo canon», matizó. Por su parte, el representante de CGT, José Enrique Gómez, apuntó que «no tienen garantizada la estabilidad laboral ni salarial de la plantilla», y se quejó de que el gobierno del PP «haya delegado la negociación en FCC».

Por su parte, el alcalde, Francisco Salado (PP), calificó la situación de «sin sentido». «Es paradójico que los sindicatos de la EMMSA hayan querido asimilarse a las condiciones de los trabajadores del Ayuntamiento cuando les ha interesado, y ahora que les pedimos un esfuerzo de congelación salarial, y que cumplan con las normativas del Gobierno central de las 37,5 horas y de las bajas por enfermedad, decidan romper las negociaciones e ir a la huelga, cuando no han informado a los trabajadores».

«En la actual coyuntura, para el Ayuntamiento es totalmente inasumible la revisión salarial, supondría 800.000 euros más al año que no tenemos en estos momentos», añadió.