Una alarma a través de WhatsApp pone en alerta a las madres del barrio

A. PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

El intento de secuestro de la menor en el entorno de los juzgados es 'vox populi' desde hace más de 10 días. La búsqueda del sospechoso por parte de la Policía Nacional se inició hace unos días y se extendió como la pólvora a través de las redes sociales. La mayoría de las familias que residen en el barrio que sucedieron los hechos ha recibido la alarma a través del WhatsApp o el Facebook. «Desde que recibí la alerta por WhatsApp no dejo que mi hija vaya sola a ninguna parte», aseguraba ayer Tamara, madre de una hija que estudia en el mismo colegio que la víctima.

«En la tienda nadie habla de otra cosa desde hace días. Todos hemos recibo el mismo WhatsApp y lo hemos difundido a todos nuestros contactos para que la gente sepa que hay un pederasta suelto que es muy peligroso y que encima ha intentado raptar a una niña. Aquí la gente está muy asustada», declaró Yéssica, empleada de un supermercado próximo al Palacio de Justicia y al colegio en el que estudia la pequeña

«Todas las clientas que entran no hablan de otra cosa. Este es un barrio tranquilo, de familias trabajadores, pero algo así hace cundir el pánico. Aquí no hay un sólo niño que ande sólo por la calle desde que nos hemos enterado de los ocurrido», dijo la dependienta.

En la búsqueda del presunto autor del intento de rapto participan todos los Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías locales de los municipios de la comarca de la Axarquía, una vez identificado plenamente el sospechoso, que han peinado la provincia.

Todas las patrullas que circulan por los pueblos disponen de sus fotos, los datos del vehículo y sus características, así como el delito por el que se le busca.