Los sindicatos convocan huelga en la empresa de la limpieza de Rincón

CGT, UGT y CC OO dicen que no tienen seguridad jurídica sobre el futuro laboral de la plantilla y que no se han cumplido los acuerdos alcanzados

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.

Una nueva amenaza de huelga en los servicios de limpieza y de recogida de basuras pende sobre Rincón de la Victoria, después de que los trabajadores de la Empresa Mixta de Medio Ambiente (EMMSA) decidieran aprobar ayer por unanimidad la convocatoria de una huelga general e indefinida de toda la plantilla, a partir de las 00.00 horas del próximo lunes 17 de diciembre, «después de que tanto el Ayuntamiento como el socio privado no hayan cumplido con sus compromisos, firmados por escrito, el pasado mes de junio, y que nos llevaron a desconvocar la anterior huelga», manifestó ayer a este periódico el representantes del sindicato CGT en el comité de empresa de la firma, José Enrique Gómez.

«No tenemos ningún tipo de seguridad jurídica sobre lo que va a pasar con la plantilla ni con los salarios a partir del próximo 1 de enero, cuando vence el anterior acuerdo, adoptado en 2011, por el cual nos rebajamos el sueldo en un 10% y además se congelaron las retribuciones», afirmó el líder sindical en el comité de empresa. «El próximo lunes o el martes como muy tarde vamos a registrar por escrito nuestra decisión de convocar la huelga a partir del día 17, así damos un plazo razonable para que el socio privado, FCC y el Ayuntamiento, cambien su actitud y pasen de las palabras a los hechos, cumpliendo con sus compromisos», argumentó Gómez.

El representante sindical recordó que el convenio colectivo de la EMMSA está denunciado y prorrogado hasta el próximo mes de febrero, «pero a partir de ahí no sabemos qué es lo que va a pasar, tenemos una inseguridad jurídica enorme y aquí estamos hablando de que el Ayuntamiento se ha desentendido por completo y ha dejado el asunto en manos del socio privado, que no olvidemos que a lo que ha venido aquí FCC es a ganar dinero. Estamos hablando de 140 empleos, de 140 familias, que en los últimos tres años, por poner un ejemplo, una limpiadora ha pasado de cobrar 1.200 euros al mes a apenas 850 euros, y eso es inaceptable», añadió Gómez.

«Petición inasumible»

Por su parte, el alcalde, Francisco Salado (PP), replicó que la intención del comité de empresa de convocar una nueva huelga es una «deslealtad absoluta» por parte de los sindicatos. «Hay una línea de negociación abierta, y el próximo lunes hay convocada una nueva reunión, así que no entiendo ahora esta posición, me parece un despropósito, que con la que está cayendo, decidan hacer una huelga, pido un poco más de seriedad y de responsabilidad», dijo.

El regidor rinconero añadió que la estabilidad de la plantilla y de los sueldos «está garantizada», pero que en estas condiciones el Ayuntamiento no puede asumir la subida salarial del 12% que piden los sindicatos.