Rincón aumenta hasta 1,5 millones el gasto social en los presupuestos

El equipo de gobierno del PP da luz verde en solitario a las cuentas para el próximo año, en el que se congelarán los impuestos y las tasas

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
La sesión plenaria celebrada ayer por la tarde dio luz verde a las cuentas para 2013. ::
                             E. C./
La sesión plenaria celebrada ayer por la tarde dio luz verde a las cuentas para 2013. :: E. C.

En momentos de crisis, hay que volcar los esfuerzos en el capítulo social, sacrificando las inversiones. Este es el planteamiento que ha seguido el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria a la hora de elaborar los Presupuestos Municipales para 2013, en los que prevé un aumento de 77.000 euros en la partida de Bienestar Social, hasta los 1,5 millones, mientras que el capítulo de inversiones propias es de cero. Además, las cuentas para el próximo año no contemplan subidas de impuestos ni tasas, que se congelarán, tan solo subirá el agua y el saneamiento, con el IPC interanual, del 3,2%, tal y como prevé el contrato.

El documento económico fue aprobado ayer de manera inicial en el pleno con los únicos votos favorables de la mayoría absoluta del equipo de gobierno del PP, el PSOE e IU votaron en contra, mientras que PSIRV y PA se abstuvieron. El documento económico prevé unos ingresos de 35,5 millones y un gasto de 33,2 millones, lo que implica un superávit de 2,3 millones de euros.

El alcalde, Francisco Salado (PP), calificó el presupuesto como «realista, austero y de marcado carácter social», y precisó que el aumento de la partida de gastos sociales responde a que los responsables municipales «somos conscientes de las dificultades que atraviesan muchas familias, y por eso hemos primado las ayudas sociales en detrimento de las ferias».

El presupuesto prevé un superávit de 2,3 millones para cumplir el mandato del plan de saneamiento 2009-2015 y hacer frente al remanente de tesorería negativo existente, que, en la actualidad, asciende a nueve millones, cantidad que se intentará no aumentar, «pues si la bajamos tendremos mayor margen de maniobra en futuros ejercicios».

Asimismo, de cara a 2013 se sacrifica la partida de inversiones por falta de recursos propios, «aunque no renunciamos a ellas, sino que negociaremos con otras administraciones». En este sentido, el regidor rinconero recordó que el equipo de gobierno se encuentra negociando la prórroga del contrato con la concesionaria del servicio de aguas, Aquagest, lo que puede llevar aparejados 2,5 millones de euros para las arcas municipales, «con los que podríamos acometer el parque periurbano de Torre de Benagalbón».

Renta Básica, 250.000 euros

Salado detalló que los gastos de personal ascienden a 11,7 millones de euros, los financieros a 2,7 millones, las transferencias corrientes a 2,9 millones, la amortización de préstamos a 2,7 millones y los gastos en bienes corrientes y de servicios a 13 millones, incluyendo 8,1 del canon de la empresa de limpieza, EMMSA.

«Hemos dotado el canon de la empresa de limpieza en su totalidad para no derivar la deuda a ejercicios posteriores e hipotecar próximos presupuestos, que era la fórmula practicada por el equipo de gobierno anterior», apuntó el regidor.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Antonio Fernández (PP), aseguró que en el presupuesto aparece por primera vez la Empresa Municipal de Vivienda, con una dotación de 100.000 euros, y resaltó que la Renta Básica, que se canaliza a través del Área de Bienestar Social, está dotada con 250.000 euros, aunque podría aumentarse a lo largo del año con modificaciones presupuestarias, como ha ocurrido en 2012.

Por su parte, la portavoz del PSOE y ex alcaldesa, Encarnación Anaya, señaló que el gobierno estima unos ingresos «muy superiores a 2011 y demuestra que seguimos con un alcalde ausente de la realidad local y que sustenta la financiación en la presión fiscal sobre las familias». Anaya dijo que se subirá el IBI en un 10%, el recibo del agua en un 8,5% así como las tasas por el uso de las instalaciones deportivas. El portavoz de IU, Pedro Fernández, también criticó las cuentas por «irreales».