Vecinos de Guadalmar montan patrullas ante la oleada de robos

Los habitantes de este barrio malagueño denuncian la «pasividad de las autoridades» ante el aumento de la inseguridad ciudadana

NURIA TRIGUEROMÁLAGA.
Los vecinos de este barrio ya se movilizaron el año pasado contra la prostitución en la zona. :: S. Salas/
Los vecinos de este barrio ya se movilizaron el año pasado contra la prostitución en la zona. :: S. Salas

Los vecinos de Guadalmar han decidido no esperar más la ayuda que llevan pidiendo desde hace meses a las autoridades. A partir de mañana, pasarán a la acción y plantarán cara a los ladrones que tienen atemorizado al barrio. La Asociación Vecinal Almar está organizando patrullas ciudadanas que recorrerán las calles de esta zona residencial durante la noche para vigilar y atajar la oleada de robos que están sufriendo últimamente. Mañana por la tarde han convocado a los vecinos a una reunión para terminar de perfilar esta iniciativa y empezar esa misma noche. Su presidente, Francisco Troyano, reconoce que se trata de una «medida desesperada ante la pasividad de las autoridades».

Varios robos en los últimos diez días han terminado de agotar la paciencia de unos vecinos que, por las características de la zona donde viven -apartada y donde predominan los chalés-, siempre han sido un objetivo prioritario de los ladrones. «Nos sentimos muy inseguros porque cada vez hay más robos de todo tipo: en casas, en coches... Lo que más tememos es que cualquier día no solo tengamos que lamentar pérdidas materiales, sino que ocurra alguna desgracia», afirma Troyano.

Robos de todo tipo

La escalada de delincuencia está intensificándose, como demuestran los dos robos ocurridos en el Club Deportivo Guadalmar con apenas diez días de diferencia. «Fue un saqueo en toda regla, se llevaron de todo: desde los cables -dejaron sin luz una urbanización entera- hasta toda la comida del bar, incluso dos puertas, que arrancaron de cuajo», explica el portavoz de los vecinos. «No sabemos si son una banda o varias pero vienen cada vez más equipados», añade. En la última semana, varios vecinos han denunciado también robos en sus casas o en sus automóviles. «Hasta se llevaron un coche que estaba dentro de una cochera», afirma.

Las denuncias interpuestas por las víctimas y las reiteradas quejas de la asociación de vecinos en la junta de distrito no han conseguido que aumente la presencia policial, según Francisco Troyano. «No nos queda más remedio que lanzarnos a la calle para vigilar nosotros mismos porque estamos muy preocupados», insiste. La asociación de vecinos pretende reclutar a un buen número de participantes en estas patrullas nocturnas, así como potenciar la comunicación entre los habitantes de Guadalmar para que se den la voz de alarma entre sí si ven movimientos sospechosos. Además, alberga la esperanza de llamar la atención de las autoridades con esta iniciativa, de forma que por fin se pongan medios para atajar la oleada de delincuencia que sufre este barrio malagueño.

Fotos

Vídeos