Costas reconoce que tendrá que reformar el paseo de Guadalmar

El fuerte oleaje ha causado daños en la arena y en el mobiliario y basura acumulada en numerosas playas de la provincia

IGNACIO LILLOMÁLAGA.

El paseo marítimo de Guadalmar se ha visto de nuevo superado por la fuerza del temporal de levante, que entre el miércoles y el jueves ha dejado olas en Málaga de hasta tres metros, que han saltado el muro y han llegado hasta las viviendas. La Demarcación de Costas no es ajena a este problema, y aboga por reformar la zona que se ve más afectada por la corriente. La idea que maneja el departamento dependiente del Ministerio de Medio Ambiente pasa por retranquear la zona peatonal hacia el interior, siempre en espacio de dominio público marítimo terrestre y sin afectar a las urbanizaciones, de manera que se pueda evitar que las olas choquen contra el muro.

Sobre el estado de las playas tras el temporal, un responsable de esta entidad reconoció que se han producido daños, especialmente por la pérdida de arena en varios puntos del litoral provincial, aunque estos se están evaluando todavía y el informe completo estará listo el próximo lunes. «Ha sido un temporal muy fuerte y todavía no sabemos el nivel de daños, porque necesitamos que las playas vuelvan a la calma», comentó. En este sentido, se prevé que hoy el viento rolará a poniente y amainará. Con los resultados de la evaluación se plantearán las opciones para reponerlas.

En cuanto a la llegada de cañas y basura, aclararon que son todavía secuelas de la riada de finales de septiembre: «El material se quedó mar adentro y ahora el temporal lo acerca a la costa».

Sobre la playa de Ferrara, en Torrox, que se ha vuelto a quedar sin arena, el responsable explicó que la solución pasa por estabilizarla, para lo que se han planteado varias alternativas que están en fase de información ambiental. Se espera que todos los trámites queden resueltos en 2013 y que al menos el espigón principal puede entrar en los Presupuestos de 2014.