Los hombres de acero de Málaga

Eduardo Crooke, Antonio Aguilar y Sergio Tejero acudirán al Mundial de ironman 70.3 de Las Vegas del próximo añoLos tres triatletas están unidos por este deporte y por una fuerte amistad, sin la cual aseguran que no habrían llegado tan lejos

CARLOS OCÓN TWITTER: @CARLOSOCONMÁLAGA.
Eduardo Crooke, Sergio Tejero y Antonio Aguilar se muestran optimistas. :: Carlos Moret/
Eduardo Crooke, Sergio Tejero y Antonio Aguilar se muestran optimistas. :: Carlos Moret

Málaga ya tiene a sus nuevos 'ironman'. Aunque en la película solo hay uno, en esta ocasión son tres los hombres de acero. Eduardo Crooke, Antonio Aguilar y Sergio Tejero son los tres triatletas que representarán a Málaga en el Mundial de ironman de Las Vegas tras clasificarse recientemente en una prueba disputada en Galway. En este campeonato de ironman 70.3, los deportistas tendrán que recorrer una distancia de 1,9 km. a nado, 90 en bicicleta y 21 a pie. En el ironman normal, las distancias son el doble en cada una de las tres especialidades, y estos malagueños ya saben lo que es competir en estas pruebas. Crooke lo ha hecho en seis ocasiones, y asegura: «Se me da mejor el de larga distancia», aunque esta temporada está centrado en entrenarse en el medio ironman, porque quiere hacer un buen papel en Las Vegas. «Me he preparado mejor los largos y ahora tengo muchas ganas de prepararme el medio, y creo que se me puede dar bastante bien». Por su parte, tanto Tejero como Aguilar han participado en dos ironman completos. Los tres malagueños aseguran que ha sido fundamental para lograr triunfos en este sufrido y sacrificado deporte que los tres se hayan tenido el uno al otro, ya que les une, además de este deporte, una fuerte amistad. «Somos psicólogos unos de otros, y si lo tuviésemos que hacer solos sería mucho más difícil», declara Aguilar.

Los triatletas malagueños se muestran muy optimistas cara al próximo Mundial, y esperan lograr algo importante en este prestigioso campeonato, como así lo hace saber Crooke: «Me gustaría hacer un podio, ya sea primero, segundo o tercero». Por su parte, tanto Tejero como Aguilar están centrados en hacerlo lo mejor posible, y ninguno se pone límites para esta importante cita. «Voy a intentar hacer un gran Mundial y espero conseguir un podio», manifiesta Tejero. «Vamos a preparar a conciencia este mundial, porque veo factible hacer un buen papel», añade Aguilar.

Duros entrenamientos

Los entrenamientos para este deporte son muy sacrificados. Requieren mucho tiempo y dedicación. «Nosotros lo evaluamos semanalmente. Solemos hacer dos días de natación y gimnasio, y tres de bicicleta y de correr. Lo normal es que entrenemos diez horas semanales, pero cuando se acercan los campeonatos llegamos a hacer incluso 24 horas de entrenamiento a la semana», declaró Crooke. Aguilar añadió que cada uno se entrena más horas en la especialidad que peor se le da, para así poder mejorar sus puntos débiles.

Una de las consecuencias de estas largas jornadas de entrenamiento y de las durísimas pruebas en las que compiten este trío de malagueños es el proceso de recuperación. «Se suele estar alrededor de una semana en el dique seco, y otra semana más de descanso activo para ir cogiendo el ritmo adecuado», comentó Tejero. Además, añadió que en alguna ocasión necesitó un proceso de recuperación de un mes completo.

Otro de los grandes sacrificios de este deporte está en el ámbito alimenticio. Las dietas que siguen estos atletas suelen estar muy cuidadas y están llevadas por profesionales, sobre todo en las semanas previas a un gran campeonato. «Nos organiza el nutricionista la dieta previa a la competición. Ahora que la hago he notado que es fundamental para el deporte, y siento grandes mejoras», asegura Tejero. Por su parte, Aguilar también sigue una dieta aunque asegura que tampoco se priva de algún capricho. «Intento comer siempre lo mejor posible pero tampoco me privo de comer algún que otro capricho si me apetece en un determinado momento».

Puntos fuertes y débiles

Como es normal cada uno tiene su fuerte y su debilidad en estos tres deportes de los que consta el triatlón. En el caso de Tejero y de Crooke su especialidad es la natación, ya que desde muy pequeños se han dedicado a este deporte, mientras que su punto flaco es la maratón a pie. «La prueba que se me da mejor es la natación porque llevo entrenando toda mi vida en este deporte. En la carrera y en la bicicleta me defiendo, pero no son mi fuerte». Por el contrario, el fuerte de Aguilar es el recorrido a pie, y su debilidad la natación. «Yo soy mejor corredor, voy bien en bicicleta y la natación es mi talón de Aquiles», asegura Aguilar. Los tres deportistas, además de la afición por un mismo deporte y estilo de vida, les une una fuerte amistad, y un claro ejemplo lo vemos en que Aguilar entrena a Tejero en el maratón, y ocurre lo contrario en el caso de la natación. «Ahora voy mucho mejor en natación, y eso me ayuda a no tener que hacer remontadas tan heroicas en las pruebas de bicicleta y de maratón», declara Aguilar. La buena relación que les une es una de las claves del éxito de estos tres deportistas.

Lo normal en un ironman son 180 km. en bicicleta, mientras que en el medio son 90 km. A pie son 42 km. en el largo y 21, en el medio ironman. Dependiendo del recorrido hay más metros o menos de acumulado. Suele haber unos 1.500-2.000 metros de media, pero en el Mundial de Las Vegas, el trazado es especialmente duro. Los tres triatletas coinciden en que el recorrido se adapta mejor a las condiciones de Aguilar. «El de Las Vegas es muy duro, y por el tipo de recorrido que tiene a pie y en bicicleta Aguilar puede hacer un buen papel», asegura Tejero.

A pesar del tiempo que requiere este deporte, los tres tienen que compaginarlo con sus trabajos. Aguilar es técnico de mantenimiento y montaje y organización de eventos. Tejero es monitor de natación en Inacua, y Crooke es dentista. Es el dueño de las Clínicas Crooke. Los tres viven el mundo del triatlón como un 'hobby', aunque con el paso del tiempo, los tres afirman que pasa de ser una mera afición a una forma de vida que, además, crea dependencia. Crooke explica: «Cuando no entrenas te sientes hasta mal».

Pocos patrocinadores

Igual que en muchos de los deportes que están bajo la sombra de otros más masivos y que mueven cantidades insultantes de dinero como el fútbol o el baloncesto, el triatlón tampoco cuenta con unos grandes patrocinadores que ayuden a estos deportistas. De hecho, son ellos mismos lo que tienen que sufragar sus gastos de material o viajes a los campeonatos, entre otros tantos costes que conlleva este deporte. El único que cuenta con patrocinadores fijos es Aguilar, que recibe mucha ayuda en cuanto a material y mantenimiento de Iron Triath, recibe una beca del Club Deportivo Aquaslava, y también le ceden las instalaciones de Inacua, donde se entrena gratuitamente. Otro de los patrocinadores de Aguilar es la clínica dental de su amigo y también triatleta, Eduardo Crooke. «Dedicarme a este deporte no me da dinero, todo lo contrario, lo pierdo. Me cuesta el dinero, pero los resultados hacen que amigos o compañeros quieran ayudarte», explica Aguilar. Además, añade: «Los patrocinios solo minimizan las pérdidas». Crooke no cuenta con ningún tipo de ayuda económica: «Yo no tengo patrocinador, pero sí que tengo el reconocimiento de mi club, que difunde las noticias y logros, pero me tengo que autofinanciar yo». En el caso de Tejero, sí que cuenta con una pequeña ayuda, aunque no económica: «No tengo patrocinador, pero tengo la suerte de recibir ayuda de Inacua, que me permite entrenarme allí siempre que quiera sin coste alguno». Además de los elevados costes de material y mantenimiento, tienen que pagarse ellos mismos los viajes a ciudades como Las Vegas, donde será el próximo Mundial. Los tres tienen la esperanza de que la situación cambie y algún día haya patrocinadores para este deporte, y así pueda practicarlo más gente, porque dedicarte a esto provoca muchos costes.

En caso de conseguir la victoria, Crooke bromea con la posible boda de Aguilar y su compañera sentimental, y añade que irán a tomarse los tres una buena pinta de cerveza, como hacen siempre. Por su parte, Tejero afirma que harán algo grande si los tres consiguen acabar en el podio. Aguilar, declara que ya han logrado un gran éxito: «Hemos logrado algo muy complicado, porque nos hemos clasificado los tres, que somos amigos, y que competimos a nivel internacional. Somos unos privilegiados».