«Dar un premio es importante y más en un momento como este»

Josefa Sánchez, una vendedora de la ONCE que ha repartido 315.000 euros en premios, asegura que los agraciados son de la zona

NIEVES CASTROMARBELLA.
Dos hombres compran boletos en el quiosco de Josefa.  ::
                             JOSELE-LANZA/
Dos hombres compran boletos en el quiosco de Josefa. :: JOSELE-LANZA

Con voz excitada. Sin parar de reír. Así relata Josefa Sánchez la alegría que supone para ella haber repartido 315.000 euros en boletos de la ONCE premiados en el sorteo de este pasado lunes. «La noticia ha sido sorprendente», asegura esta vendedora de la Organización Nacional de Ciegos Españoles. «Estoy como si me hubiera tocado a mí; no voy a quitar el cartel de mi quiosco con el número premiado en todo el año», añade.

En su garita, situada a las puertas del hospital Costa del Sol de Marbella, vendió nueve boletos dotados con 35.000 euros cada uno. Dice que desconoce quiénes han sido los agraciados al no contar con una clientela fija, pero que con total seguridad se trata de personas de los alrededores, puesto que son los usuarios que acuden al centro comarcal.

«La gente preguntaba esta mañana, ¿te ha tocado a ti?, por lo contenta que estaba, pero es la alegría que supone dar un premio como este», dice Josefa de 56 años. «Repartir un premio es importante, pero más en un momento como este y además entre la gente que va al hospital». «Los turistas que compran son pocos y si lo hacen, prefieren el 'Rasca' al boleto», aclara la vendedora. «Lo más seguro es que los afortunados sean de la tierra: San Pedro, Marbella, Estepona», insiste la vendedora, quien explica que tampoco el personal sanitario «es muy dado» a comprar. «Estoy loca por saber quiénes son, seguro que son personas a las que les hace falta», afirma.

Josefa tardará en olvidar, si es que lo hace algún día, el número 23.541, que le ha permitido repartir la bolsa de premios. Una alegría que por poco si se queda en su propia casa, puesto que devolvió a la ONCE un boleto del número agraciado. «Lo tuve en mi casa. Qué coraje me ha dado, me hubieran tocado 35.000 euros», dice entre carcajadas esta afiliada a la ONCE y vendedora desde hace casi dos décadas. A pesar de todo, se trata del primer premio que otorga. «Ya creía que no iba a dar ninguno», afirma la linense, que se enteró a media mañana de ayer por una llamada de la central de la Organización de Ciegos que había repartido la suerte en el municipio, donde la ONCE cuenta con 217 afiliados de las 2.749 personas ciegas y deficientes visuales que hay en la provincia de Málaga.

El resto de premios tuvieron como destinos el municipio granadino de Motril, Baleares, Canarias y Extremadura, según informa un comunicado la delegación territorial de la ONCE. El cupón estaba dedicado a la playa del Médano de Tenerife, dentro de la serie de cupones que rinden homenaje al litoral canario este verano.

Es la segunda vez en 10 días que la suerte toca a Marbella. El sorteo de La Primitiva dejó más de dos millones de euros en la localidad. Una vez completado el escrutinio del pasado sábado 18 de agosto, se supo que la fortuna anidaba en el bolsillo de un vecino o turista que había comprado su boleto en el despacho número 12 del municipio.