Los 'hippies' se mudan a la Explanada de la Estación

El Ayuntamiento traslada los puestos de artesanía ante las pérdidas económicas que arrastraban los comerciantes

NOEMI R. NAVAS NRODRIGUEZ@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Los comerciantes ya se están asentando en la Explanada de la Estación. ::                             FERNANDO GONZÁLEZ/
Los comerciantes ya se están asentando en la Explanada de la Estación. :: FERNANDO GONZÁLEZ

Era un secreto a voces que los puestos de abalorios y artesanía ubicados tradicionalmente en el puente de Tetuán -más conocidos como los 'hippies'- salieron mal parados con su cambio de ubicación. El Ayuntamiento les obligó a mudarse en enero de 2004 a la calle Voluntariado Malagueño, una estrecha vía lateral junto al centro comercial Larios, que registra poco tránsito peatonal según los comerciantes. Por ello, han sido trasladados a la Explanada de la Estación, uno de los principales puntos turísticos de la ciudad.

La mudanza comenzó la semana pasada después de que los comerciantes denunciaran por enésima vez que sus ventas habían caído casi un 80% en estos años, motivo por el que varios habían tenido que cerrar.

De hecho, durante todo este tiempo han insistido en buscar un emplazamiento alternativo «visible» a los ciudadanos, una zona de paso como la original. «La idea es hacer en las próximas semanas una inauguración oficial del nuevo mercadillo, el único fijo de Málaga con más de 30 años de historia. Confiamos en que la proximidad con la estación de trenes incentive las ventas», señaló la concejala de Promoción Empresarial, Esther Molina.

No obstante, la mudanza va a buen ritmo y algunos ultiman sus escaparates junto a Vialia, mientras otros montan la caseta. «Las prisas de los comerciantes han acelerado el proceso aunque será en unos días cuando funcionen a pleno rendimiento», explicó la edil, tras informar de que la nueva localización es susceptible a cambios dependiendo del avance en las obras del metro.

«Puede que en unos meses haya novedades pero la situación del mercadillo no podía esperar más. En este punto puede convertirse en un referente urbano como lo era hace unos años junto a la delegación de Hacienda», destacó.

Los comerciantes habían propuesto la avenida de la Aurora, donde los vecinos se opusieron y, después, la plaza de la Solidaridad. Ninguno cuajó. Su estética también ha cambiado. Los nuevos puestos dejaron atrás la lona que caracterizaba el paseo de los 'hippies', unas mejoras que estuvieron rodeadas de polémica tras las quejas de los tenderos, obligados a realizar una inversión que podían pagar a duras penas. Ahora esperan mejor suerte.