«Impone llevar el número uno», dice Castroviejo

J. G. PEÑALONDRES.
Jonathan Castroviejo. ::
                             EFE/
Jonathan Castroviejo. :: EFE

Antes de que un día gane una medalla en un Mundial o unos Juegos, Jonathan Castroviejo (Getxo, Vizcaya, 25 años) ensaya su futuro en la cita olímpica de Londres. Una carambola le trajo: la caída de Samuel Sánchez en el Tour. Por eso, por ocupar la plaza del campeón en Pekín 2008, le dieron el dorsal número uno para la prueba de ayer. «Da respeto». Y pocos dígitos se vieron tanto. En fuga desde la salida y en cabeza hasta el final. Ya se acerca a su futura medalla. Apoyado en una valla con Buckingham de decorado, lo cuenta.

-Casi 250 kilómetros en cabeza, tirando.

-Ufff. Nunca lo había hecho. Era la misión que me habían pedido. Tenía que filtrarme en la fuga que iban a montar los italianos. Había que endurecer la carrera para castigar a los británicos y los alemanes.

-Y luego, ayudar a Luis León Sánchez y Valverde.

-Sí, cuando han llegado a mi grupo he tirado a tope. Quedaban 50 kilómetros con mucho aire de cara. Mi objetivo era que Gran Bretaña no nos cogiera. Y lo he conseguido. Lo que pasa es que luego no hemos podido rematar. A falta de ocho kilómetros he visto cómo arrancaba Vinokourov, pero yo iba ya muerto.

-Ha podido con el Sky, algo que nadie consiguió en el pasado Tour de Francia.

- Ya, bueno. También me han ayudado los suizos, que llevaban a cuatro corredores en la fuga. Pero sí que hemos podido con ellos.

-¿Esperaba ser tan protagonista en su debut olímpico?

-No. Estoy muy contento. Ha sido un escenario impecable. La afición de todos los países ha estado impresionante.

-¿Le afectará el sobreesfuerzo de ayer en la contrarreloj del miércoles?

-Al revés. Ha sido un gran test. En cuatro días me recuperaré. A ver si me puedo meter entre los diez primeros.

-¿Cree que es el inicio de su carrera en este tipo de citas?

-No. Es verdad que voy cogiendo experiencia y que llevo ya cuatro mundiales, pero queda mucho. Sé que estoy aquí por las bajas de Samuel y Freire.

-¿Qué pensó cuando le convocaron a última hora, en parte por la baja del corredor del Euskaltel?

-Sentí responsabilidad. Iba a representar a España y a sustituir al campeón olímpico. Eso da respeto. Ni me lo creía.

-¿Motiva llevar el número uno en unos Juegos?

-En carrera no te das cuenta. Pero en el hotel, al verlo, sí que impone.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos