La Junta rehace el anteproyecto de ampliación del puerto de Caleta de Vélez

La Consejería de Medio Ambiente exige que se garantice la preservación de una especie de lapa en peligro de extinción

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

La Junta de Andalucía trabaja a marchas forzadas en la adaptación del anteproyecto para la ampliación del puerto deportivo-pesquero de Caleta de Vélez a las exigencias recogidas en la declaración de impacto ambiental, según declaró ayer la delegada provincial del Gobierno andaluz en funciones, Marta Rueda, con motivo del acto de izada de la bandera azul concedida por décimo sexto año consecutivo al recinto portuario.

La declaración de impacto ambiental, que tiene fecha 19 de noviembre de 2011, advertía del peligro que las obras de ampliación del puerto podrían representar para algunas especies amenazadas como es el caso de una lapa en peligro de extinción, la «patella ferruginea», que existe en la escollera del recinto portuario.

«Lo que estamos haciendo es redactar en el menor tiempo posible un nuevo anteproyecto que cumpla con las exigencias de Medio Ambiente, por lo que una vez que se redacte se procederá a la licitación», señaló Rueda, que se refirió a la ampliación del puerto de Caleta como un proyecto emblemático para la Costa del Sol oriental.

En este sentido, el alcalde de Vélez, Francisco Delgado, aprovechó la izada de la bandera azul en el puerto para instar a la Junta a licitar las obras de ampliación, un proyecto aprobado desde el año 2008 y lleva varios años de retraso.

«Esta actuación nos permitirá complementar la oferta con el Parque Tecnoalimentario, que no sólo está previsto para la agricultura sino también para que la industria pesquera pueda transformarse y ese valor añadido se quede en el municipio», señaló Delgado.

La ampliación del puerto de Caleta de Vélez está presupuestada en más de 50 millones de euros. Su ejecución posibilitará dotar al único recinto portuario del litoral oriental de la provincia de 791 atraques frente a los 277 actuales.

Según el proyecto básico, las zonas pesquera y deportiva duplicarán su superficie hasta alcanzar los 112.000 metros. Asimismo se prevé un contradique con dos alineaciones.

Proyecto

El proyecto permitirá ampliar la longitud de atraque pesquero por encima de los 1.000 metros. También se contempla un área técnica de más de 26.000 metros cuadrados y una superficie para actividad pesquera de unos 16.000 metros cuadrados.

La intervención permitirá crear también una bolsa de 460 aparcamientos (una plaza por cada 0,88 atraque), una nueva estación de combustible y un nuevo edificio de Capitanía en la dársena deportiva. El nuevo dique de abrigo pasará a tener uso náutico y recreativo.