Regantes exigen más agua para no poner en peligro cultivos de subtropicales de la Axarquía

Feragua pide hoy al consejo nacional que se reformulen los planes hidrológicos para el litoral andaluz elaborados por la Junta

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.
Agricultores creen insuficiente las dotaciones de agua para riego. ::  SUR/
Agricultores creen insuficiente las dotaciones de agua para riego. :: SUR

Las dotaciones de agua para regadío propuestas por la Junta de Andalucía para la comarca de la Axarquía y muy especialmente para los cultivos de mangos, aguacate y chirimoyo son insuficientes para atender las necesidades de las explotaciones de subtropicales. Al menos, esto es lo que asegura la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), que ayer anunció en un comunicado su intención de votar en contra de los planes hidrológicos del litoral andaluz en la reunión que mantendrá hoy jueves el Consejo Nacional del Agua.

De este modo, Feragua persigue que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente , una vez pronunciado el Consejo Nacional del Agua, rechace los documentos inicialmente aprobados por el Gobierno andaluz y obligue a una reformulación de los mismos.

Feragua estima que las dotaciones propuestas son deficitarias y ponen en peligro la viabilidad de la pujante agricultura de litoral andaluz, la de mayor generación de riqueza y empleo en la región, afectando fundamentalmente a cultivos hortofrutícolas: fresas, cultivos subtropicales, frutales, cítricos, olivar, hortalizas al aire libre, así como a otros cultivos intensivos.

Según la presidenta de Feragua, Margarita Bustamante, entre los cultivos más perjudicados por la planificación de la Junta de Andalucía se encuentran los cultivos subtropicales de la comarca de la Axarquía, «que hoy por hoy son base de una economía agraria pujante y enfocada a los mercados europeos».

Competitividad

Feragua estima que las dotaciones establecidas para estos cultivos son insuficientes para mantener la competitividad de las explotaciones agrícolas. En este sentido, señala que existen informes agronómicos de la propia Delegación de Agricultura de Málaga estimando en 7.000 metros cúbicos por hectárea las dotación bruta necesaria para los cultivos de aguacate, mango y chirimoya, mientras que las propuestas de la planificación andaluza son de dotaciones de 5.169 metros cúbicos/ hectárea para el río Vélez, 3.760 para el río Guaro, 5.170 para Axarquía Este.

Los regantes del Plan Guaro, asociados a Feragua, solicitan en este sentido un tratamiento similar al ofrecido en la planificación hidrológica a los agricultores vecinos de Motril-Salobreña de la costa granadina, «que teniendo una alternativa de cultivo similares, basada igualmente en los cultivos subtropicales, se les ofrecen dotaciones brutas superiores a los 7.000 metros cúbicos por hectárea», según Feragua, que interpreta esta situación como un «agravio» para los agricultores axárquicos.