La Costa occidental afronta el verano con solo tres barcos para retirar las natas del agua

Cinco municipios suprimen el servicio para reducir costes, mientras en la Axarquía lo mantienen con menos embarcaciones

FRANCISCO JIMÉNEZMÁLAGA.
La capital vuelve a disponer este verano de cuatro embarcaciones para la retirada de residuos flotantes. :: Salvador Salas/
La capital vuelve a disponer este verano de cuatro embarcaciones para la retirada de residuos flotantes. :: Salvador Salas

Los técnicos de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental no han tenido que tramitar este año la incorporación de barcos quitanatas para limpiar las aguas, pero no porque los residuos flotantes hayan desaparecido definitivamente de las playas -ya se han dejado ver en algunas zonas-, sino porque ninguna de las ocho localidades costeras que forman parte del ente supramunicipal se lo ha solicitado. Tres de ellos tienen excusa: Marbella y Fuengirola disponen de su propia embarcación, con la reducción de costes que ello conlleva ya que, además, los trabajos los realizan operarios municipales; mientras en Mijas han decidido contratar uno por su cuenta. El resto ha optado directamente por dejar que la predecible marea de suciedad surque las aguas en la dirección que le marquen las corrientes marinas, si bien en Estepona aseguran que aún se está estudiando la disponibilidad presupuestaria pese a estar ya inmersos en el verano. De este modo, la realidad es que Torremolinos, Benalmádena, Manilva, Casares y la citada Estepona van a dejar que la mitad de los 85 kilómetros del litoral occidental -el que soporta la mayor afluencia de turistas y bañistas - afronte la temporada alta sin dispositivo de limpieza.

Para encontrar los motivos no hace falta ahondar demasiado: ahorrarse el coste de un servicio que consideran caro y, en el caso de Torremolinos, también ineficaz. A este argumentario se une la incertidumbre generada por la Consejería de Turismo que, entre las elecciones autonómicas y el posterior relevo de Luciano Alonso (PSOE) por Rafael Rodríguez (IU), sigue sin pronunciarse sobre si seguirá colaborando económicamente una vez expirado el convenio por tres años suscrito en 2009 con el Ayuntamiento de Málaga y las mancomunidades de la Costa del Sol Occidental y Oriental en virtud del cual la Junta de Andalucía financiaba el 60% de los 25 barcos que se encargarían de retirar las basuras flotantes de los 161 kilómetros de playas de la provincia. Un acuerdo que ha acabado haciendo aguas por ambas partes, ya que ni la Junta está pagando en tiempo y forma (debe una parte de 2010 a varios ayuntamientos y todo 2011) ni se han alcanzado la cifra estipulada de embarcaciones. De hecho, este año solo habrá 15, aunque con un reparto muy desigual, ya que frente a los tres de la franja occidental, el Ayuntamiento de Málaga destinará 200.000 euros para cubrir sus 20 kilómetros de litoral con cuatro barcos.

Litoral oriental

Los ocho restantes estarán a disposición de Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Torrox, Algarrobo y Nerja a través de la Mancomunidad Oriental, que también ha metido la tijera suprimiendo tres barcos con un ahorro de 160.000 euros, aunque con la salvedad de que tres de los que estarán operativos hasta septiembre son de mayores dimensiones que sus predecesores. «Nos gustaría mantener el servicio e incluso mejorarlo, pero la Junta nos debe el 25% del dispositivo de 2010 y la totalidad de 2011, aunque lo más grave es que no sabemos si va a seguir subvencionando ni tampoco en qué porcentaje», advierte su presidente, Oscar Medina, quien aprovecha para poner de manifiesto que «la Axarquía tiene menos músculo que la Costa occidental para asumir este gasto».

En la capital, la edil de Playas Teresa Porras también expresa su malestar por «la pasividad» del Ejecutivo autonómico. «Llevamos tiempo reclamando la renovación del convenio sin tener respuesta, por lo que nos hemos visto obligados a asumir en solitario el coste cuando la Ley de Aguas de Andalucía deja bien claro que es la Junta la que debe velar por la prevención de la contaminación de la primera milla náutica desde la costa, aunque nosotros estemos dispuetos a arrimar el hombro», apunta la concejala, quien también solicita a la Administración regional que reinstaure la línea de ayudas a equipamientos de playa suprimida en 2011.

En el apartado de reclamaciones, la Mancomunidad Occidental también exige a la Junta que abone los 112.000 euros adelantados en 2011 para el quitanatas que prestó servicio en las playas de Mijas.