La organización de los conciertos del verano prevé generar 300 empleos directos

Más de la mitad de los seis millones que invertirán los responsables de Starlite Festival se destina a la contratación de proveedores locales

NIEVES CASTRO NCASTRO@DIARIOSUR.ESMARBELLA.
Los operarios trabajan contrarreloj para acondicionar los 10.000 metros cuadrados de la Cantera de Nagüeles. ::
                             JOSELE-LANZA/
Los operarios trabajan contrarreloj para acondicionar los 10.000 metros cuadrados de la Cantera de Nagüeles. :: JOSELE-LANZA

Los currículums se agolpan en la mesa de la empresaria Sandra García-Sanjuán. La responsable de los 14 conciertos que se aúnan bajo la marca Starlite Festival, y que se celebrarán en Marbella del 14 de julio al 14 de agosto, entrevista personalmente a cada una de las candidatas para repartir 'flayers' con publicidad del evento. De una tacada contrata a una veintena de azafatas con buena presencia y ganas de trabajar. Este es un ejemplo real de cómo la celebración de este festival, que contará con artistas de la talla de Julio Iglesias, Hugh Laurie -conocido por su papel como doctor Hause-, o Raphael, entre otros, está dinamizando la economía de Marbella y sus alrededores.

La artífice del evento, propietaria de Avory Productions, junto a su marido, el también empresario Ignacio Maluquer, ha puesto encima de la mesa seis millones de euros. Según las cuentas ofrecidas por la propia empresa, entre un 55 y 60 por ciento de este presupuesto se destinará a la contratación de proveedores locales. Empresas dedicadas a la seguridad, el sonido o la impresión gráfica recibirán una inyección económica inesperada.

Aquellos que se encuentran fuera del mercado laboral en estos momentos también ven en Starlite Festival una oportunidad de oro. La organización estima que 300 personas se verán beneficiadas con contratos eventuales cuya duración oscilará en función de las tareas a desarrollar, ya se les requiera para adecuar el recinto -la Cantera de Nagüeles-, durante el propio festival o, posteriormente, para el trabajo de desmontaje una vez que concluya. En el mejor de los casos García-Sanjuán estima que la relación contractual se prolongará durante tres meses y medio y consumirá entorno a un 15 por ciento de los recursos dinerarios disponibles.

Asimismo, la organización ha firmado sendos acuerdos con los ayuntamientos de Marbella y Estepona para que los empleados provengan de las bolsas de trabajo municipales a las que se pretende insuflar un poco de aire fresco.

Hoteles, restaurantes y comercios de la localidad y sus alrededores esperan también su correspondiente tajada del pastel. La organización está desarrollando una campaña agresiva de promoción del festival no solo a nivel nacional sino también en el exterior, con especial atención a Estados Unidos e Inglaterra. «El turismo va a ver en Marbella una nueva opción cultural que hasta el momento no existía», apuntan desde la empresa. De esta forma, estiman que el 20 por ciento de los asistentes a Starlite Festival serán extranjeros. Nuevos clientes que deberán hospedarse y consumir en los negocios de la zona. La rueda no ha hecho más que empezar a girar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos